está leyendo ...
terrenal

¿Para qué sirve la ONU?

En lo inmediato, sirve para organizar la cumbre climática internacional, la COP 21 en París, en diciembre de este año. En los setenta años transcurridos desde su creación oficial (octubre de 1945), ha prestado varios servicios a la comunidad internacional, incluyendo el de proclamar el principio de la igualdad de las naciones, grandes o chicas. Esto es algo que hoy suele darse por sabido, erróneamente. Cuando se creó la Organización de las Naciones Unidas (ONU), solamente dos naciones africanas eran independientes: Liberia y Etiopía (Egipto lo era solo nominalmente).

Proclamar la igualdad de las naciones fue rechazar la ideología del imperialismo. El imperialismo, como sometimiento de un pueblo a otro, es más antiguo que el Imperio romano.

En un sentido restringido empero, se llama imperialismo a la explotación de un pueblo por parte de otro más poderoso, ya sea por la violencia o por las presiones políticas y económicas; esto se ha dado de un modo particular desde la segunda mitad del siglo XIX hasta nuestros días, según dice Norberto Bobbio en su Diccionario de la política (México: 1987).

Sin embargo, la era clásica del imperialismo es la comprendida entre 1875 y 1914. En 1914, el 79% de la superficie del mundo estaba bajo el control de unas pocas potencias, mayormente europeas. La mayor de ellas, Inglaterra, con una superficie menor que la del Paraguay, tenía un territorio de unos 30 millones de kilómetros cuadrados con sus dominios coloniales, donde vivían casi 400 millones de personas. Después venían, incluyendo territorios de ultramar, Francia, con casi 8 millones, y Alemania con casi 3 millones de kilómetros cuadrados.

Esa expansión agresiva tenía sus justificaciones ideológicas en la necesidad de sobrevivir o la superioridad racial. En 1985, el sociólogo liberal Max Weber dijo que Alemania, como las demás naciones civilizadas, tenía la necesidad de defender sus intereses económicos por la fuerza (entiéndase, hacerse con colonias). En 1899 el poeta inglés Ruyard Kippling, Premio Nobel de Literatura, dijo que las razas pardas y amarilla eran la carga del hombre blanco, que las civilizaba y a cambio de eso solo recibía su ingratitud. La rivalidad entre las potencias imperiales provocó la Primera Guerra Mundial, que no se proponía cambiar el sistema ni lo cambió en lo básico.

El nazismo fue una versión corregida y aumentada del imperialismo tradicional. Hitler trató de hacer en Europa, y en poco tiempo, lo que otros países habían hecho en otros continentes en siglos; el Tercer Reich se proponía crear un “espacio vital” para Alemania sometiendo y destruyendo a los pueblos eslavos. Fracasó y sus atrocidades pusieron en evidencia el verdadero carácter de la explotación imperial. Una consecuencia de eso fue la creación de la ONU, que sentó el principio de la igualdad de las naciones como base para la convivencia internacional civilizada.

Aunque los principios no lleguen a realizarse plenamente, sirven de guía para la conducta humana. En este sentido, la carta de la ONU tiene plena vigencia, en que el imperialismo asume formas indirectas, como las extorsiones política y económica.

Por Guido Rodríguez Alcalá

http://www.ultimahora.com/para-que-sirve-la-onu-n930080.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

archivos

Estadísticas del blog

  • 2,769,918 visitas

Clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

A %d blogueros les gusta esto: