Refugiados adentro y afuera

Las imágenes de los sirios huyendo de su país convertido en un gran infierno han tenido el impacto de sacudirnos a todos. El del niño muerto en las costas de un mar embravecido y en una realidad aún peor ha podido ablandar el corazón de algunos países entre los cuales de nuevo la ordenada Alemania se ha convertido en refugio de muchos de ellos. El resto ha condenado y buscado culpables en cualquier lugar, menos en el propio. Si leyéramos en clave de exclusión bien pudiéramos decir que este es un problema árabe y que lo resuelvan los emiratos ricos o Arabia Saudita, promotora del islam a nivel mundial. No, de nuevo ha sido el denostado Occidente o la perseguida Iglesia católica los que han respondido a una matanza que tiene su origen en un régimen despótico instalado por Hafez al-Asad y continuado por el hijo, quien no dudó en usar gases mortíferos para aplacar la insurrección interna.

Con el Isis se han completado. Ahora la idea del gran califato al grito de guerra yihadista de cree o muere ha vuelto la situación insostenible para millones. Apretados desde adentro y desde afuera solo queda Occidente como último refugio. Ahí donde se incuban los odios y donde se depositan las bombas… hasta ahí han ido los sirios y de otros países. Algunos no dudarán en decir que estamos pagando nuestras culpas y que bien merecido lo tenemos. Pero insulta de verdad que los ricos árabes no sean solidarios con los suyos, y quienes representan “los peores y degradados modelos de civilización” sean los que otorguen el refugio a sus perseguidos.

Este mundo que nos toca vivir no tiene lógica y ciertamente los incoherentes, fanáticos y violentos han terminado por marcarnos la agenda. Ellos acaban con los Estados y con la memoria universal y colectiva como lo hicieron antes en Afganistán y ahora en Palmira. La gran ironía es que muchos de los mismos musulmanes que critican nuestra manera de vivir y que ahora se acogen al estatus de refugiado continuarán con la misma retórica cuando esto se calme. Movidos por los remordimientos y complejos de culpa se ha hecho una discriminación entre los sirios –que huyen de la matanza– y los africanos –que lo hacen de la hambruna y de gobiernos brutales–. A los primeros se los ha admitido, a los segundos Bruselas ha dicho que habría que expulsarlos. La lógica de la ilógica que domina el proceder de varios gobiernos. Hay que estar atentos a este movimiento tectónico a nivel político; suele ser la antesala a los grandes cambios a nivel mundial.

Estamos ante una confrontación no de civilizaciones como lo pronosticó Huntington, sino al retorno más primitivo de la confrontación humana con el marco de un mundo desquiciado al que se le ha perdido la razón.

Demasiada locura en gobiernos irracionales que se han llenado de refugiados internos y externos y que han perdido la ocasión de elevar las condiciones de vida de sus pueblos.

Benjamin Fernández Bogado

Anuncios

Un pensamiento en “Refugiados adentro y afuera”

  1. Lo lograremos

    Primero descubrimos la cultura de la acogida. Luego vino el escepticismo. ¿Lo lograremos? Pasado un año del inicio de la llegada masiva de refugiados a Alemania, Dagmar Engel opina que sí: ¡Lo lograremos!

    Usted también logrará ocuparse una vez más de esta “frase del año”, pese a que en verdad no hay quien no haya dicho o escrito ya algo al respecto. Incluido usted. Aunque usted se cuente entre aquellos a los que la frase en cuestión (“lo lograremos”) les hace subir la presión. Usted lo logrará, al igual que todo lo demás que ya hemos logrado.
    Por ejemplo, registrar a cerca de un millón de refugiados, aunque durante meses parecía que era algo inconseguible. De paso hemos aprendido que los alemanes a todas luces sobreestimamos por completo la brillantez de nuestro aparato administrativo. Pero, tras el caos absoluto del invierno, el Departamento de Migración y Refugiados, con miles de nuevos colaboradores, está estableciendo un modo de operar propio de una organización manejable y orientada a la eficiencia.
    La mayoría de los refugiados ha podido abandonar los gimnasios y ha recibido alojamiento en las comunas. Los representantes del gobierno central, los estados federados y los municipios lograron en julio ponerse de acuerdo en cuanto a que durante tres años se destinará un total de 7.000 millones de euros adicionales a las comunas. El Estado alemán registró en el primer semestre de 2016 un superávit de más de 18.000 millones de euros, de modo que no habrá dificultad desde el punto de vista económico.

    En los pasados 12 meses hemos tenido una curva de aprendizaje ascendente muy pronunciada. Hemos visto una ola de disposición a ayudar sorprendentemente sostenida y, no obstante, hemos aprendido a aceptar que los alemanes somos todo, menos perfectos: tuvimos que reconocer que en este país rico y seguro hay personas con gran miedo a la pérdida y otros que lo utilizan para su agenda política retrógrada. Entretanto logramos dejar de esquivar esta pugna, pese a la reticencia que los alemanes tienen por principio al debate. Hace tiempo que no había tanta discusión en este país. Está bien: la democracia implica conflicto; hay que bregar por las decisiones. Hemos logrado abandonar nuestra zona de confort del eterno consenso. Es el primer requisito para crecer.
    A todo esto, la mayoría de nosotros ha conseguido despedirse de la idea de un Estado nacional étnicamente alemán, que de todos modos siempre fue ilusoria. Ya desde el nacimiento del Estado alemán hubo inmigración en diversas variantes.
    La historia emitirá su veredicto sobre la política alemana de refugiados. Y este dirá que los alemanes tuvieron el valor de ayudar a refugiados en apuros, pese a todos los temores, a todos los problemas y las grandes dificultades. Dirá que los alemanes aprovecharon el momento y en 2015 comenzaron a escribir una historia de éxito. Y lo lograron.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s