está leyendo ...
terrenal

Problemas y soluciones

Entre nuestras aspiraciones, ideales y sueños por una parte y por otra nuestras limitaciones y debilidades, existe una tensión constante. Son muchas las aspiraciones que no logramos alcanzar y esa tensión en busca del logro deseado se nos convierte en desafío y problema. Por eso nuestra vida se carga de problemas. A veces no son nuestras limitaciones las que acarrean problemas, sino que son procesos de la naturaleza y comportamientos de otros los que nos crean problemas.

En el campo de las relaciones humanas, sociales, económicas y políticas estamos con más problemas de los que deberíamos tener. Muchos de esos problemas son graves y todos fruto de nuestros comportamientos, de nuestra ética vulnerada o ciega, como diría Bauman.

Los problemas están a la vista de todos, las ciencias sociales tienen cantidad de sugerencias y propuestas para resolverlos, la voluntad de muchos ciudadanos indignados está predispuesta a resolverlos, pero el hecho es que no se resuelven. ¿Por qué?

Es evidente que responder a la pregunta “por qué no se resuelven”, desborda mis posibilidades. Pero tengo una humilde sugerencia metodológica. Estoy convencido de que hablamos mucho de los problemas, pero no sabemos pensarlos para resolverlos. A los adultos nos pasa ante estos graves problemas sociales, económicos y políticos lo que a muchos niños les sucede con los problemas de matemáticas. Las estadísticas comparadas dicen que nuestros escolares están muy mal en matemáticas.

Acabo de leer un excelente libro del profesor de la Universidad de Granada, Dr. Antonio Miñán Espigares, recién publicado, aunque su contenido tiene años, porque es la brillante investigación y tesis con las que mereció el doctorado. El libro tiene por título “Enseñar a resolver problemas de matemáticas”. Y el subtítulo es muy significativo: Estrategias para el alumnado con necesidades educativas especiales.

El libro se lee con placer porque está escrito en un castellano sencillo, claro, organizado internamente con una pedagogía y didáctica envidiables. La misma presentación de los temas ayuda a resolver el problema de comprensión que podríamos tener los ignorantes de matemáticas.

Pero lo más interesante que merece ser destacado es el acertado desarrollo del método que propone como conclusión para ayudar a resolver problemas. Hasta nemotécnicamente el método tiene un nombre metafórico que ilumina el camino y los ocho pasos a seguir para resolver los problemas en matemáticas. El nombre del método que crea el Dr. Miñán es “LA VEREDA”.

Estamos totalmente de acuerdo con el profesor Miñán. Para resolver problemas lo más importante es contar con un método y ese método se desarrolla principalmente con procesos cognitivos, es decir, sabiendo “pensar para resolver problemas”. Los problemas no se resuelven con plagueos, ni solamente con críticas a quienes los provocan, aunque éstas sean necesarias, tampoco se resuelven eligiendo para resolverlos a quienes los crean o a sus parientes y operadores subalternos o como ha dicho un lector en carta publicada en la edición digital de ABC Color, a propósito de mi artículo sobre “Violación de la ley” de Educación Superior, los problemas de la educación superior no se resolverán mientras sean zorros los encargados de guardar el gallinero.

El método para resolver problemas no se agota sabiendo pensar. Como en LA VEREDA, todo método debe llevar a la operación (a la acción) que supere las limitaciones y obstáculos y así lograr la verdadera solución.

La tesis del Dr. Miñán aporta algo muy esperanzador y es que las personas con necesidades especiales, los que tienen alguna discapacidad o dificultad para el aprendizaje de la ciencia (y de la vida), también pueden resolver problemas. Lo que subyace en la tesis es que todos podemos resolver problemas si encontramos el método adecuado.

Bienvenido profesor Miñán a Paraguay. Éxito en su trabajo como asesor de innovación docente en la Universidad Nacional de Asunción, enseñando al profesorado a que estimulen a los estudiantes para que aprendan haciendo y resolviendo problemas. Gracias por su accesibilidad (en correo aminan@rec.una.py) y por su método para resolver problemas.

Por J. Montero Tirado

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

la frase

"La soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes"24/05/17
Arthur Schopenhauer

archivos

estadísticas

  • 2,725,528 visitas

admin

Un jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: