está leyendo ...
terrenal

Predicar en el desierto

“Predicar en el desierto”, si la memoria no me traiciona, es una sentencia bíblica para indicar la inutilidad de un trabajo, de una intención. En el desierto no se habla para nadie, sino para una inmensidad de calor y arena. Ahora podemos ampliar su extensión: bailar en el desierto; aunque esta vez no signifique bailar para nadie, sino como el único camino, la única posibilidad, de poder bailar para un pequeño grupo de jóvenes arriesgados, capaces de desafiar así la posibilidad de crueles castigos.

“El bailarín del desierto” es tal vez un nombre blando para darle título a una película de Richard Raymond que se centra en la vida del bailarín y coreógrafo iraní Afshin Ghaffarian. Nacido en la ciudad de Mashhad, Irán, en 1986, se fue a vivir a Teherán para asistir a clases de cine y arte dramático en la Universidad Central Islámica. Fue allí donde tropezó muy pronto con los “guardianes de la moral” y las restricciones demenciales de un Estado teocrático encabezado por Mahmoud Ahmadinejad; un país en el que no se puede, hasta hoy día, cantar, bailar, fumar, jugar al fútbol, beber, desde la Revolución Iraní de 1978-1979. Ghaffarian desafió el peligro de terminar en la cárcel por muchos años, en el mejor de los casos, o de morir “accidentalmente” en el peor. Creó su propio grupo de danza sin otros maestros que lo que podía ver a través de un YouTube clandestino, ya que también esto lo prohíbe el régimen iraní de los ayatolás. Providencialmente, se une al grupo la hija de una antigua bailarina del Ballet Nacional de Teherán, disuelto cuando los fundamentalistas llegaron al poder.

Después de mucho ensayar, después de mucho aprender las técnicas de la danza contemporánea, se les presenta el problema que era de esperar: ¿para quién estaban haciendo todo aquello? ¿Era lícito empeñarse en algo, dedicarle tanto esfuerzo cuando estaban imposibilitados de compartirlo con su verdadero destinatario: el público? Sí: el desierto; un lugar donde no hubiera nadie y para un grupo muy pequeño de estudiantes que eran seleccionados con mucho cuidado para eludir el control de los “guardianes de la moral”.

La película hace una pequeña digresión de la verdadera historia ya que aquí lo hace aparecer actuando en un festival de teatro universitario en París, cuando en realidad fue en un festival de la cultura iraní en Mulheim and der Ruhr, en Alemania, donde llamó la atención al gritar desde el escenario: “¿Dónde está mi voto?”, lema con que los jóvenes iraníes protestaban por las elecciones fraudulentas que llevaron a Ahmadinejad al poder convirtiendo a su opositor Mir Hossein Mousavi en un muerto en vida.

Estremecedora en todo momento, las coreografías de Akram Kham convierten el desierto en una escenografía portentosa y al mismo tiempo en una denuncia de la violencia de un régimen como el de Irán.

En el programa que se entrega en el cine donde se realiza este ciclo se lee que el “director evita entrar en terrenos políticos…”. Uno se pregunta entonces qué significa esa danza en el desierto y la última coreografía con que se cierra la película, en la que los bailarines, en la primera, y el solista, en la última, nos conmueven hasta el espanto hablándonos de la irracionalidad, la falta de humanidad, la barbarie y el fanatismo de regímenes autocráticos montados por hombres completamente enajenados que creen hablar con Dios que les ordena atentar contra lo más sagrado que tiene el hombre sobre la Tierra: su creatividad y su libertad.

Por Jesús Ruiz Nestosa

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

archivos

Estadísticas del blog

  • 2,772,070 visitas

Clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

A %d blogueros les gusta esto: