está leyendo ...
terrenal

La meteorología, la ciencia “con quejas” que avanza

El efecto mariposa en el clima, propuesto por Edward Lorenz hace más de medio siglo está tambaleando por los últimos estudios en meteorología, gracias a los avances de diversos estudios. Quizás el “aleteo de una mariposa” en California no cause desastres naturales finalmente en Japón o China.

Desde los vuelos comerciales, pasando por ataques militares, traslado de alimentos, celebración de grandes eventos y hasta la construcción de un edificio alto se surten de la meteorología para poder ejecutarse. Es innegable que los datos del clima y el comportamiento atmosférico en general marcan las pautas de las actividades humanas en todos los ámbitos. Pero, hasta el día de hoy la meteorología es una ciencia imperfecta, pero que está mejorando enormemente para proponer modelos predictivos más exactos y abarcantes.

¿Cómo es posible que a la mañana haga mucho frío y a la tarde el termómetro marque 30 ºC en pleno invierno? ¿Por qué suele llover en Sajonia al mismo tiempo que en Luque no cae una sola gota de agua? ¿Por qué llueve mucho en la Región Oriental y poco en el Chaco? A menudo, la meteorología sufre muchas críticas por parte de la sociedad por la falla de sus predicciones. El meteorólogo muchas veces es objeto de burlas y críticas por parte de aquellos que por la mañana sacudieron sus sacos y a la tarde deben utilizarlo como segundas mochilas o a causa de las pérdidas de paraguas. Pero aún así, se encuentra en una etapa de grandes transformaciones que repercutirá en la vida diaria de todos.

Desde que Aristóteles haya escrito sobre meteorología, en el siglo IV antes de nuestra era y que Nicolás de Cusa haya inventado un higrómetro, en el siglo XV, la meteorología ha podido consolidarse y hacer predicciones más exactas hasta con una semana de anticipación.

Hoy en día, contamos con la tecnología suficiente para predecir el clima por un periodo de diez días, con mayor precisión. Esto se logró luego de décadas de trabajo de investigación y con ayuda de las clásicas estaciones meteorológicas, varios satélites y computadoras mucho más potentes que realizan simulaciones. Solo como ejemplo, el Servicio Nacional Meteorológico de los Estados Unidos, junto a otras instituciones del área, recibe unas 2.000 millones de observaciones por día, que deben ser procesadas en supermáquinas que realizan complejos cálculos para obtener previsiones meteorológicas más cercanas a la realidad.

En un trabajo pionero publicado hace unos días en la revista Advances in Atmospheric Sciences de China, el doctor Xia Zhiye, de la Academia de Ciencias del país y su equipo, mostraron la creación de un algoritmo que pudiera pronosticar lluvias torrenciales hasta con treinta días de anticipación, algo impensable hasta ahora. Para ello, la investigación consistió en analizar 100 casos de grandes lluvias ocurridas décadas anteriores y de distintas partes del mundo, entre ellos la propia China, además de México, Estados Unidos, Reino Unido, India y Japón. La lógica metodológica se basó en enfocarse en la información pequeña o más detallada de las tempestades

En una conversación online que tuvimos con el profesor Xia Zhiye, este me decía que “los pronósticos de largo alcance para la lluvia torrencial o el clima extremo son realmente difíciles. Estamos tratando de aclarar más los detalles en profundidad, para tener mejores modelos predictivos”. Y es que con este trabajo, se sugiere que cada sistema meteorológico local debería ser examinado de manera individual, con sus peculiaridades distintas e históricas, que pueden servir más que los datos recogidos en otra parte de nuestro planeta.

Es que, epistemológicamente, la meteorología tiene una cantidad enorme de variables o datos difíciles de procesar para concluir en previsiones más o menos acertadas.

¿De qué servirá el trabajo de los científicos chinos? De mucho, no solo a nivel académico o intelectual, tratando de desbaratar la teoría del “efecto Mariposa”, acuñado por Lorenz en 1961, sino que ayudará a prever mejor las posibles inundaciones que sucumben cada cierto tiempo a la nación asiática. Sistemas de prevención de desastres, evacuaciones más ordenadas y seguras y monitoreo riguroso serán algunas de las ventajas que se tendrán con los nuevos modelos predictivos.

Pero el algoritmo no es perfecto, todavía falta pulirlo y mejorar los datos, y replicarlo. Hasta ahora solo se aplica a lluvias torrenciales y en regiones específicas de China, que cada año sufre de grandes inundaciones, generando problemas sanitarios, económicos, sociales y hasta políticos para la segunda economía del planeta. Pero ya es un avance que permitirá mejorar nuestro sistema meteorológico.

Por Eduardo Quintana

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

archivos

Estadísticas del blog

  • 2,772,070 visitas

Clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

A %d blogueros les gusta esto: