¿La verdad tiene sexo?

La agenda global, a través de la política de género, destaca y previene sobre peligros para las mujeres. Hay una campaña mundial, creada por el sector radical del feminismo que ha diseñado conceptos novelados del hombre y la mujer. Este hombre es un ser horrible, golpeador, violador, macho que no entiende ni quiere cambiar su actitud; por ello la única solución es el castigo: cárcel, castración, condena a la manutención de su exmujer hasta que los hijos en común sean mayores, etc. En la otra esquina, la mujer de diseño es dramática, siempre víctima del ultraje y la marginación, ha sido golpeada física y psicológicamente durante toda su vida, primero por el padre y luego por el esposo, no sabe defenderse y precisa leyes que la protejan. Seguir leyendo ¿La verdad tiene sexo?