AP+South+Korea+react[1]

Muere presidente de Corea del Norte

Kim Jong Il gobernó Corea del Norte durante 17 años, continuando con el culto a la personalidad y autoabastecimiento, creado por su padre Kim Il Sung.

El presidente de Corea del Norte, Kim Jong-Il, falleció a la edad de 69 años, anunció la agencia oficial de noticias norcoreana KCNA.

Según la misma fuente que anunció la muerte del líder norcoreano, su hijo, Kim Jong-Un le sucederá en la jefatura del Estado.

Corea del Norte anunció que el funeral oficial de Kim Jong Il se realizará el 28 de diciembre de 2011, y su sucesor designado, Kim Jong Un, ha sido nombrado como presidente del comité del funeral.

El dirigente norcoreano murió a consecuencia de un ataque cardíaco, según informa la agencia, mientras viajaba en un tren “en una inspección por el país”, visitando poblaciones.

El informe de la prensa oficial revela que “fueron tomadas todas las medidas posibles para salvar su vida, pero una autoopsia practicada el domingo 18 de diciembre confirmó la causa de la muerte”. En agosto de 2008, Jong-Il había sufrido de un ataque cerebral.

Kim Jong Il gobernó Corea del Norte durante 17 años, continuando con el culto a la personalidad y autoabastecimiento, creado por su padre Kim Il Sung.

Corea del Norte es considerada como la nación más aislada de todo el mundo.

Anuncio entre lágrimas

Una conductora de la televisión estatal de Corea del Norte, vestida de negro apareció en pantalla este lunes 19 de diciembre de 2011, para anunciar el fallecimiento de Kim Jong Il, ocurrido el sábado 17 de diciembre en lo que describió en un “gran estado físico y mental”.

La nación comunista es gobernada por una sucesión creada por el primer gobernante del país, Kim Il Sung, quien murió en 1994. En septiembre de 2010, Kim Jong Il nombró a su hijo menor, Kim Jong Un como su sucesor.

El profesor de relaciones internacionales de la Universidad de Peking, Zhu Feng, definió la muerte de Kim como “sorpresiva”.

“Corea del Norte no es solamente un estado a punto de fracasar como tal, sino que es además un estado peligroso debido a sus armas nucleares” dice el profesor Zhu.

Por eso “la muerte repentina de el máximo líder”, genera preocupación, incertidumbre e incluso inestabilidad.

Poco después del anuncio, Corea del Sur puso a sus fuerzas militares en “alerta alta” y el presidente Lee Myung-bak convocó al Consejo de Seguridad.

En China miesntras tanto, con la cual la relación con Corea del Norte es definida como “tan cercana como labios y dientes”, los líderes chinos tienen sentimientos encontrados sobre Kim Jong Il, explica Zhu.

“Por una parte, era el hombre fuerte en el gobierno del país. Y por otra, incluso cuando hemos visto que la economía de Corea del Norte no avanzaba, la posición internacional era provocativa” y en tal sentido, Zhu dice que los líderes chhinos tenían preocupaciones sobre las ambiciones nucleares de Kim.

About these ads

24 pensamientos en “Muere presidente de Corea del Norte”

  1. Kim Jong-Un, confirmado como líder supremo de Corea del Norte

    En el último día de los funerales del fallecido dictador de Corea del Norte Kim Jong-Il, su hijo menor, Kim Jong-Un, fue presentado este jueves como el líder supremo del país.

    Kim Jong-Un hereda ideología, carácter y la “causa revolucionaria” de su padre, afirmó el jefe de Estado protocolar, Kim Yong Nam, ante decenas de miles de personas reunidas en una plaza en el centro de Pyongyang. Kim Jong-Un, por su parte, apareció en un balcón sobre la plaza. El joven sucesor, menor de 30 años, fue preparado progresivamente por su padre para sucederlo.

    También la agencia oficial de noticias KCNA llamó a Kim Jong-Un “máximo líder del partido, del Estado y del Ejército”. De momento no está claro cuándo asumirá formalmente el cargo.

    Homenajes al difunto

    Según la versión oficial, Kim -quien dirigió el país durante 17 años con puño del hierro- falleció el 17 de diciembre a los 69 años como consecuencia de un ataque al corazón. Kim Jong-Un fue mostrado en la televisión estatal de pie junto a líderes militares y del gobierno, mientras su padre era elogiado por ser un “revolucionario”, que llevó una “vida noble”, y por continuar el legado de su propio padre, Kim Il-Sung.

    Este jueves, último día de los actos fúnebres tras la muerte de Kim Jong-Il, se mantuvieron tres minutos de silencio al mediodía (03:00 GMT), tras los cuales sonaron sirenas y bocinas de barcos y trenes por todo el país.

    El miércoles, cientos de miles de personas rindieron homenaje a Kim Jong-il al paso del cortejo fúnebre durante tres horas por las calles de la capital, dando grandes muestras de dolor. (dpa)

    Editora: Emilia Rojas

  2. Funeral de Kim Jong-il
    Miles de dolientes asisten a funeral de Kim Jong-il.

    El funeral del ex líder norcoreano, Kim Jong-il, se realizó este 28 de diciembre de 2011, en Pyongyang, donde decenas de miles de personas se reunieron para una extravagante ceremonia de dos días destinada a consolidar su legado.
    Una limusina negra con un enorme retrato del fallecido gobernante encabezó la procesión, bajo un cielo gris y nieve, seguida de otra limusina con el ataúd de Kim envuelto en la bandera y sobre flores blancas.
    Los dolientes hicieron fila en las calles de la capital norcoreana, para ver la procesión del funeral.
    Desde el fallecimiento de Jong King-il, por un ataque cardíaco el 17 de diciembre, la televisión estatal ha mostrado reiteradamente escenas de extraordinario duelo en todo Corea del Norte.
    “La nieve cae incesantemente como lágrimas. ¿Cómo puede no llorar el cielo cuando hemos perdido a nuestro general, que era un gran hombre del cielo? Cuando nos separamos del general por la muerte, la gente, las montañas y el cielo, todos derraman lágrimas de sangre”, fueron las palabras de uno de los soldados presentes.
    Kim Jong Un, hijo de Kim y su sucesor, caminó a lo largo de la carroza que transportaba el féretro de su padre mientras salía de la plaza del palacio Kumsusan Memorial.
    El analista político japonés Narushige Michishita dice que el funeral es la chance del joven Kim de solidificar su estatus como líder del aislado país.
    “Como miembro del comité del funeral, él está presente, es la primera vez que su nombre está en el máximo lugar del personal en Corea del Norte. Esto servirá como un importante paso hacia una situación donde, en realidad, él será nombrado a una posición de máximo poder, particularmente en la Comisión Militar Central”, explicó Michishita.
    Se cree que Kim Jong Un tiene alrededor de 28 años. Su fecha de nacimiento, su madre y su estado marital se desconocen. También se cree que habla diferentes idiomas y se ha dicho que se educó en Suiza y en Corea del Norte.
    Su padre presentó a Jong Un como su sucesor hace un año, nombrándolo a altos cargos en el gobierno norcoreano.

  3. Del llanto de los norcoreanos en el funeral de Kim Jong-Il

    Escenas de histeria colectiva en el funeral de Kim Jong-Il, 28 de diciembre de 2011.

    El grandioso funeral del hombre fuerte de Corea del Norte se celebró este miércoles 28 de diciembre de 2011. Una auténtica histeria colectiva se apoderó de miles de norcoreanos, según mostró la televisión oficial. Pero esas imágenes parecen producto más bien de la propaganda que de un dolor sincero.

    Llanto, sollozos, hombres y mujeres abatidos ante el paso del féretro de Kim Jong-Il fueron transmitidas este miércoles por la televisión estatal norcoreana. La muerte del “presidente eterno” fue anunciada el 19 de diciembre pasado. Su hijo Kim Jong-Un fue designado casi de inmediato como su sucesor.

    Durante el funeral, una presentadora de la televisión estatal norcoreana dijo sollozando: “Gran dirigente, ¿a dónde va? No deje solo a su pueblo”. Entre tanto, numerosos norcoreanos, soldados y soldadas, lloraban desconsolados en la capital.

    La ceremonia estuvo rodeada de escenas de histeria colectiva que los norcoreanos ya habían visto, casi idénticas, hace 17 años. Una muy bien orquestada demostración de lealtad al régimen tuvo lugar en ese entonces en las exequias de Kim Il-Sung, padre del difunto y considerado como el fundador del Estado norcoreano.

    Pyongyang ordenó en esta ocasión que los norcoreanos que trabajan en el extranjero con autorización especial regresaran para asistir a la ceremonia y camiones cargados de flores cruzaron asimismo la frontera chino-norcoreana, informó la prensa surcoreana.

    Ji Seong, refugiado venido del norte para asistir este miércoles al funeral, explicó a RFI que había asistido también al funeral de Kim Il-Sung en 1994.

    “En Corea del Norte, usted debe presentar condolencias en grupo ante la estatua de Kim Il-sung o de Kim Jong-Il. Si no lo ven llorar, se convierte, ante los ojos del departamento de seguridad, como una persona a la que hay que vigilar. Ahora bien, es posible que a Pyongyang (la capital) la gente viva mucho mejor que en el resto del país. Quizá allá sí haya gente cuya tristeza es sincera”.

    En Corea del Norte el uso de Internet está prohibido, no hay prensa independiente y escuchar una radio extranjera puede mandar una persona a la cárcel. El régimen norcoreano controla con puño de hierro todos los medios de comunicación para imponer su propaganda.

  4. China será decisiva en la transición en Corea del Norte, advierten expertos

    Observadores advierten que China jugará un papel muy importante en la transición de poderes en Corea del Norte, donde el peor escenario imaginable para Pekín sería una reunificación con la capitalista Corea del Sur.

    Observadores en la vecina Corea del Sur contaban con que el régimen norcoreano movilizara a cientos de miles de personas con motivo de los funerales de Estado de Kim Jong il. También se espera que la población norcoreana acuda para apoyar al hijo y designado sucesor del líder muerto: Kim Jong-un. El duelo decretado por el Estado concluirá el jueves con ceremonias en recuerdo de Kim Jong il en todo el país. En los medios se informó que no se permitirá la asistencia de extranjeros a las exequias.

    El secretismo en torno a la ceremonia luctuosa no sorprende. Dos días se mantuvo en secreto la muerte del dictador. Ni siquiera los servicios secretos de Corea del Sur sospechaban algo.

    Kim Jong-un fue aclamado “el gran sucesor” por los medios norcoreanos tras la muerte de su padre y unos días después fue nombrado jefe supremo de las fuerzas armadas.

    El designado gobernante cuenta con el apoyo político de su familia. Sobre todo de su tía Kim Kyong Hui, que es miembro del Politburo, y de su tío Jang Song Thaek, que dirige el departamento administrativo del partido, vigila los servicios secretos y es vicepresidente de la Comisión Nacional de Defensa.

    La transición no está asegurada

    China, la vecina más poderosa de la región también ha manifestado su apoyo, pero eso no significa que el control del poder esté asegurado. Según Patrick Köllner, investigador del Instituto Giga de Hamburgo, aunque la sucesión ya ha sido encaminada, mientras no sea asumida no tiene vigencia.

    El investigador destaca la juventud y falta de experiencia de Kim Jong-un, como principales obstáculos. Adicionalmente se espera una lucha de poder en el seno del gobierno mismo, donde hay dos corrientes en pugna. Una apuesta por reformas económicas según el ejemplo chino, mientras que la otra se opone a cualquier cambio. Los reformistas conforman una minoría y no existe una oposición que pueda tomarse en cuenta.

    “Quien se opone a la familia Kim en Corea del Norte no tiene posibilidades de sobrevivir”, afirma Hanns Günther Hilpert, de la Fundación Ciencia y Política (SWP).

    Pese a las pugnas internas, la continuidad política es prioritaria para la cúpula norcoreana y parte de ello es el programa nuclear como medio más efectivo de intimidación frente a Occidente.

    Temor en la región

    Los países vecinos, sobre todo Corea del Sur, observan los acontecimientos en Corea del Norte con gran preocupación. El presidente surcoreano, Lee Myung Bak, sigue una línea dura y según observadores no hay realmente canales de diálogo. “Las relaciones bilaterales están prácticamente congeladas y no creo que cambien hasta que Lee Myung Bak ceda el paso a un nuevo gobierno en Seúl en 2013″, dice Köllner.

    El viaje de dos delegaciones sudcoreanas a Pyongyang en nada cambia la situación. Las delegaciones estuvieron lideradas por la viuda del ex presidente sudcoreano Kim Dae Jungs, que promovía una política de acercamiento con Corea del Norte, así como por Hyun Jeong Eun, presidente del grupo Hyundai, que cultiva las relaciones comerciales con el norte.

    Según Hilpert, China juega un papel decisivo y apoya al régimen por temor a que, de producirse un desplome del sistema, se desate un flujo migratorio que podría desestabilizar las provincias en el noreste chino, donde viven minorías coreanas. “Las consecuencias de un colapso de Corea del Norte podrían conducir a una reunificación con el sello capitalista y pro-estadounidense, con soldados resguardando las fronteras chino-coreanas, lo que es el peor escenario posible desde el punto de vista chino”, indica el analista.

    La consolidación del poder hace a un lado cualquier otro tema. “En los regímenes autoritarios la sucesión es un período de inestabilidad que encierra grandes riesgos”, afirma Hilpert, que describe la situación en la región como de “calma antes de la tormenta”. “Sólo que nadie sabe a ciencia cierta cuando se desatará la tormenta”, concluye.

    Autor: Rodion Ebbighausen /Eva Usi
    Editora: Emilia Rojas

  5. Hablemos de cine

    por Jesús Ruiz Nestosa

    SALAMANCA. El brigadier general Jack Ripper (Sterling Hayden), muy mujeriego, sufre de pronto un ataque de impotencia sexual que le trastorna profundamente. En plena guerra fría llega a la conclusión de que los rusos están echando una substancia al agua que produce impotencia entre los norteamericanos para hacer que el país desaparezca por falta de habitantes. Ante semejante peligro ordena a los aviones B-52 traspasar el límite de seguridad y se dirijan a sus respectivos blancos, entre ellos Moscú, y arrojar sus bombas atómicas.

    La película lleva el sugestivo nombre de “Dr. Strangelove o Cómo aprendí a dejar de preocuparme y empecé a amar la bomba” (1964), una sátira cruel, despiadada contra el militarismo y la paranoia de la guerra fría con la que Stanley Kubrick (1928-1999) entró definitivamente en la historia del cine, pero con mayúsculas.

    La historia termina cuando el mayor T.J. “King” Kong (Slim Pickens), a bordo de un B-52 cambia el casco reglamentario por su sombrero tejano y, a horcajadas sobre una bomba atómica, cae sobre Moscú mientras grita y agita el sombrero como si estuviera en un rodeo. La pantalla comienza a llenarse de hongos atómicos mientras se escucha una melosa canción que dice: “No sé cómo, no sé dónde, pero volveremos a encontrarnos…”

    A pesar de las bravuconadas del iraní Ahmadineyad sobre el poderío atómico que está desarrollando, el miedo a la guerra atómica parecía haber sido superado. Aquel año que vivimos la crisis de los misiles entre Estados Unidos y la Unión Soviética que pretendía convertir Cuba en una base de lanzamiento, lo sentíamos muy lejos. En las calles de cualquier ciudad de los Estados Unidos, todavía es fácil ver en la puerta de los garajes de los grandes edificios, a un costado, el símbolo de radiación, significando con ello que en dicho lugar hay un refugio antiatómico. Pero ya nadie le presta atención y el amarillo y negro de tales señales van desapareciendo bajo una delgada capa de herrumbre, polvo y hollín.

    Súbitamente, la posibilidad de un ataque atómico está de nuevo sobre la mesa con el fallecimiento repentino del jefe de Estado, de Gobierno y dueño de la vida y muerte de todos los norcoreanos, Kim Jong-il, a los 69 años de edad, a causa de un ataque al corazón. Era el segundo jefe de la única dinastía estalinista de toda la historia, que inició su padre Kim Il-sung y que ahora pasará al tercero, su hijo Kim Jong-il, de 27 años y, lo que es peor, sin ningún tipo de experiencia en ningún campo, más que en el de la juerga, la bebida y las mujeres, con una copa de coñac en una mano, en el que gasta más de 100.000 euros por año, (alrededor de 600 millones de guaraníes; un millón y medio por día), y en la otra, el maletín atómico. Roguemos porque no le dé ningún ataque de impotencia sexual, a pesar de que el exceso de alcohol conspira seriamente con el rendimiento de las hormonas.

    Se pensará que Norcorea está muy lejos; no tanto si se considera que actualmente están desarrollando un misil capaz de llevar una cabeza nuclear con un alcance de 6.000 kilómetros con lo que llegará a Alaska, parte de Canadá, toda Rusia, India, norte de Australia; suficiente ¿verdad? Es en esta infernal maquinaria de destrucción en que se gasta todo el dinero del país, convirtiéndolo en uno de los más pobres, atrasados y desconocidos lugares del planeta. La causa de ello: los Estados Unidos de Norteamérica. Siempre hay alguien a quien culpar de las desdichas de uno y justificar un arsenal de tales dimensiones.

    La muerte de un tirano ha hecho que el mundo se haya vuelto, de nuevo, un sitio inseguro y los temores de antaño, que creíamos superados y lejanos, han regresado. Mientras tanto nosotros hablando de cine, aunque la ficción no esté tan lejos de la realidad.
    26 de Diciembre de 2011

  6. ¿De qué viven los norcoreanos?

    Tony Michell
    BBC

    Es probable que la economía de Corea del Norte se haya contraído ligeramente durante los últimos dos años.
    La República Popular Democrática de Corea, conocida como Corea del Norte, se parece muy poco a su vecina del sur.
    La única similitud es que comparten el mismo trozo de tierra, el hecho que una está al lado de la otra: mientras Corea del Norte tiene alrededor de 25 millones de habitantes, en Corea del Sur viven 48 millones de personas.
    Contenido relacionado
    Muerte de Kim Jong-il: ¿fracaso de la inteligencia de EE.UU.?
    El porqué del llanto colectivo en Corea del Norte
    La diferencia más representativa es el poder adquisitivo de sus ciudadanos comunes.
    Y aunque Corea del Norte publique algunas cifras acerca del Producto Interno Bruto del país, su tamaño real es tan sólo un cálculo aproximado.
    De hecho, es probable que la economía se haya contraído ligeramente durante los últimos dos años, luego de varios años de crecimiento. Sin embargo, en términos del PIB total, el tamaño de la economía es casi el mismo que el de antes de la guerra de Irak.
    Recursos minerales
    Antes de 1945, Corea del Sur era un país principalmente agrícola, mientras que Corea del Norte era muy industrial.
    Ahora esa situación se ha revertido: sólo 2% del PIB de Corea del Sur procede de la agricultura, comparado con el 20% o 25% de Corea del Norte.
    Pero en el norte, como era de esperar en una economía de planificación centralizada, todavía existe la industria pesada, y también un despliegue de recursos minerales, incluyendo oro, hierro y uranio.
    En muchos sentidos, Corea del Norte fue el país comunista más exitoso del mundo, con una rápida tasa de crecimiento -de un país comunista al menos- y un amplio número de afiliados al partido.
    De hecho, el PIB per cápita fue mayor que el de Corea del Sur hasta mediados de 1970. En todas partes hay recuerdos de este estado comunista exitoso en términos de organización, infraestructura e industria.
    Pero, ¿alguna de ellas representa una oportunidad de comercio?
    La economía de Corea del Norte
    Ingresos: $3.200 millones (2007).
    PIB: $40.000 millones (2009).
    Tasa de crecimiento: 0,9% (2009 est).
    Mano de obra: 12,2 millones.
    Exportaciones: $1.900 millones (2009).
    Socios de exportaciones: China 50,3%, Brasil 5,7%, 4,7% Líbano (2010).
    Importaciones: $3.096 millones (2009).
    Fuente: CIA World Factbook
    El primer problema es que, a menos de que usted sea un ciudadano chino, es muy difícil obtener una visa. Una vez en el país, hay que enfrentarse al problema del “bloqueo de EE.UU.”, tal y como lo llaman los norcoreanos.
    En 1994, el Departamento del Tesoro de EE.UU. me quitó $US4.000 que iba a utilizar para pagar los gastos mensuales de mi oficina de consultoría en Corea del Norte.
    El dinero me lo devolvieron un año más tarde, durante un período en el que se produjo un ligero deshielo de las relaciones entre EE.UU. y Corea del Norte bajo la administración del presidente Bill Clinton.
    ¿La lección? Nunca utilice dólares que tengan que ser autorizados por el sistema bancario de Nueva York.
    Con el fin de evitar este tipo de incidentes, los norcoreanos adoptaron el euro como la moneda extranjera a comienzos de la década pasada.
    Sanciones
    Esto funcionó bien al principio cuando el dólar y el euro valían lo mismo. Sin embargo, cuando el euro comenzó a ganar valor, los precios para los extranjeros que hacen negocios en Pyongyang aumentaron considerablemente.
    La mayoría, si no todas, las multinacionales occidentales evitan realizar operaciones directas con Corea del Norte por temor a ser sancionadas por el Departamento del Tesoro de EE.UU.
    Sin embargo, para las pequeñas empresas -bien sea de Occidente o, más probablemente, de China- la vida es más fácil.
    La mayoría de los productos con un posible doble uso (militar), incluidas las computadoras, no pueden exportarse legalmente desde la mayoría de los países.
    Pero estas restricciones que se remontan a la Guerra Fría no se imponen con China. Por eso, para una pequeña empresa de ese país, Corea del Norte está lleno de oportunidades.
    Miles de empresas chinas se han trasladado a ese país y están ganando dinero.
    Un puñado de compañías occidentales ha hecho lo mismo, con restaurantes en pequeña escala y otros negocios, que incluyen hoteles, teléfonos celulares y operaciones de microcréditos.
    La alimentación

    En el Corea del Sur el ingreso per cápita es de US$20.000, en el norte esa cifra se reduce a US$1.000.
    Si Corea del Norte mejora su economía, esas oportunidades podrían multiplicarse.
    Con su mano de obra especializada y de bajo costo, además de su riqueza en recursos naturales, tiene un amplio potencial de crecimiento si se le permite acceder a los mercados mundiales y a las fuentes de capital libre.
    Pero el nuevo liderazgo colectivo de Corea del Norte se enfrenta a varios retos. El primero será determinar cómo alimentar a todos sus ciudadanos todo el tiempo.
    Enormes esfuerzos han ido en aumento de la producción de alimentos desde el período de hambruna de 1995 a 1999 -conocido como Ardous March- que estuvo marcado por problemas económicos y por la muerte de un millón de norcoreanos (aunque muchos dirían que ese número es tres veces mayor).
    En la década de 1990, el Programa Mundial de Alimentos y numerosas organizaciones no gubernamentales se apresuraron a ayudar al norte.
    Pero en 2011 los donantes se cansaron y el sur no ha logrado proveer alimentos o fertilizantes desde que el presidente Lee Myung-bak llegó al poder en 2008.
    Estados Unidos está volviendo a ofrecer ayuda este año. Corea del Norte necesita desarrollo, no ayuda, pero los actuales gobiernos occidentales castigan al norte dándoles solamente servicios de emergencia en el mejor de los casos.
    La segunda tarea será continuar con las reformas de 2002, que introdujo las fuerzas del mercado en escala limitada.
    El hecho de que las fuerzas del mercado pudieran alimentar a la gente, cuando el sistema de distribución pública se viera imposibilitado de hacerlo, fue aceptado de mala gana. Y el posterior crecimiento de la riqueza y el individualismo alarmó a los conservadores del país.
    Prioridad

    Uno de los mayores retos de Corea del Norte es alimentar a su gente.
    La tercera tarea es lidear con el bloqueo de económico de EE.UU., impuesto por sanciones de la ONU cuando Corea del Norte probó su primer arma nuclear.
    Pyongyang considera que sus armas nucleares son su principal defensa en contra de un mundo hostil y dice que las abandonará cuando EE.UU. firme un tratado de paz que “ponga fin” a la Guerra de Corea de hace 60 años.
    Corea del Norte dice que aún se encuentra en un estado de armisticio.
    La cuarta tarea es animar la realización de experimentos como la Zona Industrial de Kaesong, un desarrollo en colaboración económica con Corea del Sur.
    Allí, unas 123 empresas de Corea del Sur emplean mano de obra barata y calificada proporcionada por más de 48.000 norcoreanos para producir productos que no sólo se vendan en el mercado coreano, sino más allá.
    Este mes se celebró una reunión entre los empresarios del sur y los funcionarios del norte para discutir la forma de ampliar el complejo.
    Finalmente, la prioridad para el nuevo liderazgo de Corea del Norte será continuar con la reconstrucción de industrias limitadas y de importantes edificios en Pyongyang para celebrar el centenario del nacimiento de Kim Il-sung, el “Gran Líder” fundador del régimen.
    Se trata de un programa de reconstrucción que se espera asegure al pueblo que Corea del Norte se está convirtiendo en un país de avanzada.
    Tony Michell es el presidente de Euro-Asia Business Consultancy Ltd.

    1. Otro paso al poder de Kim Jong Un
      Corea del Norte ha proclamado el inicio de la era de Kim Jong Un, describiéndolo como el “sucesor” en la conducción del proceso revolucionario.

      El diario oficial de Corea del Norte, indicó este lunes que el sucesor del fallecido líder Kim Jong Il, su hijo menor, Kim Jong Un, asumió otro puesto clave en su camino hacia el control total de las esferas de poder del país.
      El Partido Comunista, Rodong Sinmun, se refiere a Kim Jong Un como líder del Comité Central del gobernante Partido de los Trabajadores, una posición que le da poder sobre uno de los cuerpos de decisión de más alto rango en el país.
      La oficial agencia de noticias Central de Corea llama al General Kim como “líder supremo de las fuerzas armadas revolucionarias” y destaca a Kim Jong Un como “supremo comandante”, la primera vez que le otorgan el título que ostentara su padre Kim Jong Il.
      Lea además: Kim Jong Il: personalidad y poder
      Kim Jong Un es General de cuatro estrellas, pese a su escasa experiencia militar y a que ni siquiera tiene treinta años.
      Lea además: Kim Jong Un: el ‘gran sucesor’
      Corea del Norte ha proclamado el inicio de la era de Kim Jong Un, describiéndolo como el “sucesor” en la conducción del proceso revolucionario y “líder de su pueblo”.
      Visita de delegación surcoreana
      Por otra parte, dos grupos de delegaciones privadas de surcoreanos cruzaron la fuertemente custodiada frontera hacia Corea del Norte para ofrecer sus condolencias por la muerte de Kim Jong Il, quien falleció el pasado 17 de diciembre de 2011.
      Las delegación es liderada por la viuda del ex presidente de Corea del Sur, Kim Dae-jung, quien llevó a cabo una memorable cumbre con Kim Jong Il en el 2000, y por la directora del Grupo Hyundai, Hyun Jeon-eun, cuyo fallecido esposo tenía relaciones con Corea del Norte.
      Corea del Sur tiene permitida la visita solo de esos dos grupos para ofrecer sus condolencias por la muerte de Kim y no está previsto que permanezcan hasta el día del funeral del desaparecido líder fijado para el miércoles 28 de diciembre de 2011.
      Pyongyang acusó a Seúl de prohibir el cruce de la frontera de otros surcoreanos que deseaban ofrecer sus condolencias y advirtió que esa acción podría hacer que las relaciones se pongan más tirantes entre ambas naciones.

  7. Apocalipsis y terciopelo

    por Jesús Ruiz Nestosa

    SALAMANCA. Lo tenía todo preparado ya para escribir sobre Vaclav Havel, que acaba de morir en Praga, lugar donde nació en 1936, cuando llegó la noticia de que había muerto en Corea del Norte el tirano Kim Jong-il, a quien sucederá su hijo Kim Jong-un, amante de la juerga, mujeriego, alcohólico, que destina unos 100.000 euros anuales a la compra de coñac, sin experiencia política, sin ninguna experiencia en campo alguno, pues en sus veintisiete años de vida ni siquiera ha dado de palos al agua. No sería relevante la noticia de la asunción al poder del tercero de la dinastía de tiranos estalinistas que inició su abuelo, Kim Il-sung, si no fuera porque este “niñato”, como dicen en España, hereda no solo el poder, sino también el maletín atómico.

    En el momento en que el mundo se vuelve menos seguro y renace el miedo a la guerra atómica, apocalíptica, no estoy muy seguro de si podría escribir, sin cargo de conciencia, sobre un intelectual como Vaclav Havel, referencia moral no solo para toda Europa, sino incluso para cualquier político de cualquier parte del mundo. Aunque igual cargo de conciencia sentiría de dejarlo pasar al olvido.

    Más aún me gustaría recordar a Havel, frente a la corrupción de la dinastía tiránica de Norcorea y el temor a cualquier reacción demencial de sus sátrapas, al haber sido un intelectual, autor de obras teatrales que fueron representadas en las salas más importantes del mundo y prohibidas en su país, de ensayos que fueron traducidos a todas las lenguas europeas y que logró hacer compatibles su condición de intelectual con la del político. Lideró juntamente con otros intelectuales, Milan Kundera, entre ellos, la trágica “primavera de Praga”, no por lo que fue, una bocanada de aire puro, fresco, frente a la tiranía de la Unión Soviética, sino por el final que tuvo con los tanques del Pacto de Varsovia invadiendo las calles de Praga, donde sus habitantes salieron a las calles, a cuerpo gentil, a hacer frente al gesto vergonzoso de Moscú, que quiso disimular su decisión recurriendo para ello a terceros.

    Tendría que escribir sobre la última y única tiranía estalinista del mundo antes que recordar, ahogada en sangre, esa “primavera” destrozada por la dictadura soviética, que motivó la decisión de varios intelectuales de abandonar Checoslovaquia, como el caso de Kundera, que se refugió en París; otros, como Havel, decidieron quedarse para seguir la lucha por la libertad convencido de que la democracia debía venir de la sociedad civil y no del Estado. Pasó varias veces por las cárceles represivas de la dictadura comunista. El periodo más largo de prisión fue de cinco años (1979-1984), hasta que la caída del muro de Berlín, el 9 de noviembre de 1989, abrió las puertas a una nueva primavera cuando 300.000 personas, reunidas en la plaza de Wenceslao, el mismo escenario de la resistencia contra los tanques soviéticos, donde el joven Jan Palack se autoinmoló prendiéndose fuego en señal de protesta por la brutalidad represiva; 300.000 personas, dije, haciendo sonar sus llaveros, 300.000 diminutas campanas que hicieron abandonar el poder a los sátrapas de la ya inexistente Unión Soviética y, al grito de “Havel, Dubcek”, el escritor, el intelectual, llegaba a la presidencia del país. Abandonó el poder por breve tiempo por su disconformidad con la escisión de Eslovaquia en 1993, y regresó como presidente de la flamante República Checa hasta 2003, fecha en que se retiró del poder.

    ¿Cómo hablar de “revoluciones de terciopelo” y de intelectuales sentando cátedra de honestidad, transparencia, de juicio justo y recto en el manejo de una nación, mientras no sabemos qué luchas internas estarán enfrentando a los diferentes grupos de poder en el país menos conocido del mundo, en una dictadura inhumana cuyos límites nadie puede traspasar? Pero no por ello se puede olvidar al autor de unas memorias como “Sea breve, por favor”, editada en España por Galaxia Gutemberg en 2007, dirigida especialmente a los jóvenes “porque es muy importante conservar la memoria histórica. Sin la memoria no existe la continuidad histórica ni se mantiene la identidad”. Pues así, sin querer queriendo, terminé por hablar de Vaclav Havel. Y sin remordimientos.

    23 de Diciembre de 2011

  8. Tras la muerte de Kim Jong-il, es posible la reunificación de Corea

    El presidente de los obispos surcoreanos Peter Kang, optimisma

    SEÚL, miércoles 21 diciembre 2011.- La muerte del dictador Kim Jong-il podría ser un punto de inflexión para la reunificación de Corea. Entre los obispos coreanos, hay optimismo acerca de la suerte geopolítica de la región, luego de la desaparición del dictador de Pionyang.

    “Esperamos que el Señor les dé coraje y luces a los hermanos norcoreanos, a fin de que pueda retornar una política centrada en el diálogo, la paz, la reconciliación”, declaró a la agencia Fides monseñor Peter Kang, presidente de la Conferencia Episcopal surcoreana.

    “No esperábamos un hecho semejante –añadió el prelado-. Deseamos que esto sea un motivo para desarrollar un camino de reunificación. No conocemos al detalle la actual situación política en Corea del Norte”.

    A Kim Jong-il le ha sucedido su hijo Kim Jong-un, de apenas treinta años, carente de “experiencia política”, según el líder de los obispos surcoreanos y quien “no parece gozar de mucha confianza de parte del pueblo coreano”.

    La situación política norcoreana podría prestarse más o menos, a una larga fase de transición, llena de incertezas y de inestabilidad, trayendo como resultado la posible caída del partido comunista, en el poder desde hace sesenta años.

    “Verdaderamente, el hecho de la muerte de Kim Jong-il podría significar un momento crucial para la historia de la Corea. Podría ser una señal de que el Señor quiere una transformación fundamental en el país”, declaró monseñor Kang.

    Más cauto es el comentario del reverendo Kim Tea Sung, secretario general de la Conferencia Coreana de Religiones por la Paz, en el sentido de que “el futuro del país es ahora un asunto muy delicado”.

    “La muerte del ‘gran líder’ –explicó a Fides el reverendo Kim–, podría dejar un vacío y generar problemas muy graves a nivel social y político. Esperamos que para el Norte no sea un momento de conflicto, que traiga un sufrimiento posterior a la población”.

    Kim manifestó su esperanza en que proseguirá y se reforzará la cooperación y el diálogo entre los líderes religiosos de las dos Coreas.

    Está prevista una reunión para mañana jueves 22 de diciembre en Corea del Norte, tras una reunión previa en Pionyang, mientras que en el Sur se espera a una delegación del Norte para el próximo año.

    “Nuestra esperanza es que tal proceso de intercambio continúe, también con la nueva administración política en el Norte, a fin de reforzar el clima de cordialidad y de amistad entre el Norte y el Sur”, acotó el reverendo Kim.

  9. La muerte de Kim Jong-il despierta temores por un posible vacío de poder

    La muerte del líder norcoreano Kim Jong-il despierta temores por un posible vacío de poder. Cuba y China extendieron sus condolencias, mientras que Occidente abriga esperanzas de una apertura.

    Su repentina muerte y anuncio tardío sembró incertidumbre en las capitales occidentales. El ministro del Exterior sueco, Carl Bildt dijo que tan sólo el hecho de que el régimen anuncie la muerte del líder comunista dos días después de ocurrida muestra la situación de inseguridad que impera en el país.

    Expertos advierten sobre un posible vacío y una lucha de poder en la cúpula del régimen. El diario Asia Times ponía en tela de juicio que la élite del país cierre filas en torno al designado heredero Kim Jong-un. El rotativo cita a la hermana del fallecido líder, Kim Jung Hui, y a su marido, Jang Song Thaek, que ocupan puestos claves dentro del partido y a quienes se les atribuye aspiraciones de poder.

    Según la organización Amnistía Internacional, durante los últimos dos años el régimen se ha preparado para una eventual sucesión conducido operativos de limpieza en los que cientos de funcionarios públicos han sido ejecutados o encerrados en campos de trabajos forzosos. La organización pro derechos humanos confirmó a Deutsche Welle que teme que el designado líder Kim Jong-un acallará toda otra voz crítica en el país. Se estima que en el país más aislado del mundo hasta 200.000 presos políticos pueblan entre 5 y 6 campos para detenidos políticos. En las mazmorras de la muerte se encuentran indiscriminadamente hacinados hombres, mujeres y niños.

    “No se sabe a ciencia cierta si el designado heredero será tomado en serio”, afirma el analista británico de origen indio, Rajiv Narayan. El observador advierte adicionalmente sobre una posible pugna entre Kim Jong-un y su hermanastro mayor, Kim Jong-nam, quien había sido señalado como hipotético sucesor, pero perdió el favor paterno al ser descubierto intentando viajar a Japón en 2001. “Habla varios idiomas y da entrevistas en Macao, donde vive desde entonces”.

    Esperanzas de cambio en Europa

    El gobierno alemán manifestó su esperanza por que la muerte de Kim Jong-il abra paso a un cambio que permita una apertura política y económica y a libertades democráticas. Berlín reiteró a Pyongyang su llamado a abandonar su programa nuclear y sobre todo a que haga algo por mejorar la desastrosa situación social del país.

    El último dictador estalinista sucedió a su padre, Kim il-sung en 1994, tres años después del colapso de la Unión Soviética. Kim Jong-il tuvo al mundo en vilo cuando en 1998 probó un misil que sobrevoló Japón y en 2006 hizo estallar su primera bomba nuclear. La venta de misiles a Irán, Siria y Paquistán sembró temores de que las armas de destrucción masiva pudieran llegar a manos de terroristas.

    Al igual que su padre, Kim Jong-il no toleró ninguna voz crítica ni movimiento disidente. Suspendió los viajes al extranjero y quien desafió la ley fue castigado con mano dura. Durante su dominio mantuvo al mayor ejército del mundo en medio de una hambruna que de 1996 a 1999 mató hasta un millón de personas. El desastre humanitario se agudizó al negarse el régimen a abrir el país a las organizaciones humanitarias internacionales.

    El ministro del Exterior británico, William Hague habló de un punto de inflexión para Corea del Norte. “Esperamos que el nuevo liderazgo tenga claro que la cooperación con la comunidad internacional es el mejor camino para mejorar las condiciones de vida de la población”.

    Estado de alarma en Asia

    Kim Jong-un, de 28 años de edad, fue señalado como sucesor político de su padre en el 2010 y será quien presidirá el funeral de Estado el 28 de diciembre, al que precederán doce días de luto nacional. Las imágenes distribuidas por la televisión oficial muestran escenas de dolor colectivo, sin embargo muchos se preguntan cuántas de esas escenas serán verdad y recuerdan que en las dictaduras no sobresalir del resto es una estrategia de supervivencia.

    El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro de Japón, Yoshihiko Noda, deliberaron sobre la situación en una reunión cuyos detalles no fueron revelados. Estados Unidos se manifestó con cautela tras la muerte del dictador, señalando escuetamente sus contactos permanentes con Corea del Sur y Japón.

    El anuncio de la muerte de Kim Jong-il puso en estado de alerta a países vecinos como Corea del Sur y Japón. El presidente surcoreano, Lee Myung Bak, convocó a una reunión del Consejo de Seguridad Nacional. Lo mismo hizo el jefe de Gobierno japonés, Yoshihiko Noda, que advirtió a su gabinete que debía estar preparado también para hechos inesperados.

    China manifestó su pésame por la muerte de Kim Jong-il y envió saludos al pueblo norcoreano. El gigante asiático es el aliado de Corea del Norte más estrecho. Sus suministros de alimentos y combustible han evitado una catástrofe humanitaria aun mayor. China manifestó su respaldo al designado heredero Kim Jong-il. El presidente chino, Hu Jintao, visitó la embajada del país vecino para manifestar sus condolencias, lo que fue calificado como un importante gesto de apoyo político al país.

    Cuba decretó tres días de duelo oficial. Los régimenes de La Habana y Pyongyang mantienen relaciones diplomáticas desde 1960 y cooperan en sectores como energía, agricultura y biotecnología.

    Autora: Eva Usi
    Editor: Pablo Kummetz

  10. 20 de diciembre de 2011 – 16:51
    “Lo que quieren es comer”

    Tras la muerte del líder norcoreano Kim Jong Il, el experto en seguridad Albert Stahel explica la razón de que todas las miradas se dirijan al sucesor de esa dictadura totalitaria.
    Mucho dependerá de la forma en que Kim Jong-un, hijo del líder norcoreano, sea recibido por los generales del régimen, considera el profesor de Estudios Estratégicos de la Universidad de Zúrich.

    La noticia del deceso del dictador Kim Jong-Il tras 17 años en el poder y del ascenso al poder de su hijo Kim Jong-un –un hombre de menos de 30 años de edad y que, al parecer, realizó parte de sus estudios en Suiza- suscita muchas interrogantes en el resto del mundo.

    El comportamiento del régimen ha sido tan imprevisible en el pasado que resulta difícil predecir lo que está por diseñarse en Corea del Norte. Entre tanto, Corea del Sur, preocupada ante la incertitud que tiene con relación al desconocido Kim Jong-un, ha colocado a sus militares en estado de alerta máxima ante una eventual acción del ejército vecino, compuesto por un millón 200 mil hombres.

    swissinfo.ch: Las primeras reacciones al anuncio de la muerte del dictador fueron de cierto alivio, pero ¿se avizora un futuro mejor para los norcoreanos?
    Albert Stahel: Se sustituye a un dictador con otro, y esto no es positivo. Mire hacia Egipto, lo que quería hacer la familia Mubarak, o los Gaddafi en Libia, o los Asad en Siria. No hay estabilidad tras una transformación tal. Es posible que la situación evolucione en la mala dirección.

    swissinfo.ch: Justamente, ¿cómo poder comparar lo que sucede en Corea del Norte con los cambios en el mundo árabe?
    A.S.: No es lo mismo. En Túnez ocurrió una especie de revolución; en Libia sucedió algo así como una lucha de liberación con la ayuda del exterior, principalmente de Francia y de Bran Bretaña; y en Egipto aún están los generales y los Hermanos Musulmanes que quieren el poder. En el caso de Siria permanece la influencia de varios países, como Irán, Turquía y Arabia Saudita.

    swissinfo.ch: ¿No piensa que los norcoreanos quieren ver este cambio como una oportunidad para obtener la libertad?
    A.S.: Lo que quieren es comer. Es su prioridad número uno. Tan simple como eso.

    swissinfo.ch: Y en la cúpula del poder, ¿qué piensa del proceso de transición?
    A.S.: Esto dependerá realmente de la forma en que la sucesión se produzca. Si hay cuestionamientos en el seno del Ejército debido a que no tiene carrera militar el hijo del dictador fallecido, tal vez se produzca una lucha entre generales.

    swissinfo.ch: China, aliado clave de Corea del Norte, ha dicho que continuará con su apoyo y proporcionando “contribuciones activas a la paz y a la seguridad” en la región. ¿Pekín tendría miedo de un cambio demasiado rápido?
    A.S.: Los chinos están preparados para una posible deterioración de la situación en Corea del Norte: el ejército chino se desplazaría hacia el norte del país, porque habría muchos refugiados que pasarían al lado chino; el 30% de los habitantes de las provincias fronterizas de China son, de hecho, coreanos.

    Los chinos tomarían el control de probablemente la mitad de Corea del Norte y también de las armas nucleares, porque se trata de una situación muy peligrosa. A China le gustaría actuar antes que los rusos, interesados también en la situación de Corea del Norte.

    swissinfo.ch: Con respecto a las armas nucleares, la muerte de Kim ocurre en un momento complicado para Barack Obama, que está pensando en la posibilidad de volver a discutir la cuestión con Pyongyang. ¿Debería hacerlo?
    A.S.: Sería algo a largo plazo. Si hay estabilidad por parte de Corea del Norte, seguro que podrían desarrollarse de nuevo discusiones sobre lar armas nucleares, pero, por el momento, la situación en el país es lo más importante. Si se deteriorara y los chinos entraran en Corea del Norte, esto implicaría a Corea del Sur y seguramente a los Estados Unidos, porque habría refugiados pasando del Norte al Sur. Y surgiría otra cuestión entonces: ¿Cómo reaccionaría EE.UU. si el ejército surcoreano entrara a Corea del Norte?

    swissinfo.ch: ¿Cómo cree que las relaciones entre las dos Coreas cambien?
    A.S.: Por ahora no cambiarán mucho.

    swissinfo.ch: En 2008, Suiza decidió suspender su cooperación al desarrollo en corea del Norte para finales de 2011 para conservar solo sus tareas en el marco de la ayuda humanitaria allá. ¿Deberá reexaminar esta decisión?
    A.S.: Desde mi punto de vista, el Gobierno de Suiza debería suspender por el momento dos sus programas con corea del Norte y esperar a ver cómo se evoluciona la situación.

    swissinfo.ch: ¿Se muestra optimista ante el futuro de Corea del Norte?
    A.S.: Tengo más bien la tendencia a ser pesimista. Ese joven debe ahora tomar el poder, bajo la protección de los generales. Lo que pudiera suceder sin problemas, pero tampoco pueden descartarse.

    Thomas Stephens, swissinfo.ch
    (Traducción: Patricia Islas)

  11. Condolencias de Corea del Sur
    Legisladores en la Asamblea Nacional surcoreana cuestionaron al jefe de inteligencia, Won Sei-hoon, por no haber sabido antes de la muerte de Kim.
    Voz de América | Redacción

    El gobierno de Corea del Sur ofreció sus condolencias al pueblo norcoreano, este martes 20 de diciembre de 2011, un día después que el mundo se enterara de la muerte del gobernante Kim Jong Il.
    El gobierno de Seúl recibió la noticia con sorpresa, lo que equivale a lo que algunos dicen es una falla de inteligencia.
    Tras una reunión de gabinete sostenida este martes, el ministro de Unificación surcoreano, Yu Woo Ik, habló en nombre de su gobierno para expresar las condolencias al pueblo norcoreano.
    El funcionario surcoreano agregó que Corea del Sur no enviará una delegación oficial a Pyongyang para el funeral de Kim el 28 de diciembre.
    Sin embargo, Seúl permitirá que Lee Hee-ho, esposa del fallecido presidente surcoreano Kim Dae-jung, y Hyun Jung-eun, presidenta del grupo Hyundai, visiten Pyongyang para ofrecer sus condolencias personales.
    Ambas familias se han reunido en el pasado con Kim Jong-il, durante esfuerzos para mejorar las relaciones políticas y comerciales con el Norte.
    Algunos legisladores en la Asamblea Nacional surcoreana cuestionaron al jefe de inteligencia, Won Sei-hoon, por no haber sabido antes de la muerte de Kim.
    Algunos observadores dicen que eso representa una vergüenza para el servicio de inteligencia, mientras que otros dicen que muestra cuán secreto es el gobierno de Pyongyang.
    John Delury, quien dicta conferencias sobre el este de Asia en la Universidad Yonsei, en Seúl, dice que no es la primera vez que el gobierno de Lee Myung-bak no ha reunido datos de inteligencia en anticipación a incidentes.
    “Están recibiendo mucha crítica por, de nuevo, no saber sobre el incidente y eso ha sido un asunto constante con otros incidentes, otras sorpresas, la vista de Kim Jong-il a China, tensiones, conflictos en la frontera marítima” dijo el experto.
    Delury agrega que el gobierno surcoreano también llegó tarde en la divulgación de una declaración oficial con respecto a la muerte de Kim.Estados Unidos, China y Japón habían emitido alguna forma de respuesta, antes que Corea del Sur.

    1. Clinton: paz para Corea del Norte
      El gobierno comunista de Cuba decretó 72 horas de duelo oficial por la muerte del gobernante de la también dictadura comunista en Corea del Norte, Kim Jong-Il.
      Voz de América | Redacción

      La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, exhortó al nuevo líder de Corea del Norte a que escoja lo que llamó el camino a la paz tras la muerte del líder norcoreano, Kim Jong Il.
      Clinton dijo que tiene la esperanza de que Corea del Norte se comprometa con mejorar las relaciones con sus vecinos y respete los derechos de su pueblo.
      La jefa de la diplomacia estadounidense también dijo que Washington estaba listo para ayudar a la aislada nación comunista a avanzar a una nueva era de paz, prosperidad y seguridad duradera en la región.
      China, el aliado más cercano de Corea del Norte, dijo este martes 20 de diciembre que estaba comprometida a mantener la paz y estabilidad en la península coreana.
      El gobierno chino informó que su ministro de Relaciones Exteriores, Yang Jiechi, habló con la secretaria Clinton y con el canciller surcoreano, Kim Sung-hwan, sobre la muerte de Kim Jong Il.
      Este martes, China continuó expresando apoyo al hijo de Kim y aparente sucesor, Kim Jong Un. Un portavoz de la cancillería china dijo que el nuevo líder norcoreano era bienvenido a visitar China en un momento adecuado.
      El presidente chino, Hu Jintao, también visitó la embajada norcoreana en Beijing para ofrecer sus condolencias.
      Cuba decreta 3 días de duelo
      El gobierno comunista de Cuba decretó 72 horas de duelo oficial a partir de este martes 20 de diciembre de 2011, por la muerte del gobernante de la también dictadura comunista en Corea del Norte, Kim Jong-Il.
      Una comunicación oficial del gobierno cubano establece que durante el duelo la bandera cubana “será izada a media asta en los edificios públicos e instituciones militares”.
      La decisión del régimen liderado por Raúl Castro dice que la decisión fue tomada “con motivo del fallecimiento del compañero Kim Jong-Il, secretario General del Partido del Trabajo de la República Popular Democrática de Corea”.
      La medida recibió críticas de la oposición, según informa France Press, Elizardo Sánchez director de la proscripta Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, advirtió contra “esquemas dinásticos” en Cuba, tales como los que se verifican en Corea del Norte.
      Los hermanos Castro, Fidel y Raúl, están “hace tiempo bajo el efecto de la tentación norcoreana” de establecer una dinastía comunista en la isla dijo Sánchez.

  12. Rinden tributo a Kim Jong Il
    Multitudes de sombríos dolientes marcharon por las calles de Pyongyang horas después de que se anunciara la noticia de la muerte de Kim Jong Il.
    Voz de América | Redacción

    Al inicio del funeral del fallecido líder de Corea del Norte, Kim Jong Il, decenas de miles de dolientes expresaron abiertamente su pesar, mientras el féretro fue presentado en una capilla ardiente en Pyongyang, la capital del país.
    Imágenes transmitidas por la televisión norcoreana mostraban al hijo menor de Kim Jong Il y su sucesor designado, Kim Jong Un, encabezando el desfile de autoridades que pasaban frente al ataúd de vidrio que guarda el cuerpo de su padre, para dar su último adiós.
    Multitudes de sombríos dolientes marcharon por las calles de Pyongyang horas después de que se anunciara la noticia de la muerte de Kim Jong Il, llevando flores y orando al pie de una gigantesca estatua de Kim.
    Lea además: Personalidad y poder de Kim Jong Il
    La agencia oficial de noticias norcoreana dijo que Kim, de 69 años, murió el sábado 17 de diciembre de un ataque cardíaco cuando viajaba en tren en una de sus giras. Se ha programado un funeral de Estado para el 28 de diciembre.
    En Washington, y tras reunirse con el canciller de Japón, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, expresó preocupación por el bienestar del pueblo norcoreano, al señalar que “compartimos un interés común en una transición pacífica y estable en Corea del Norte, al igual que en asegurar la paz y estabilidad en la región. Hemos estado en estrecho contacto hoy con nuestros socios en las conversaciones multilaterales”.
    Las reacciones internacional han sido variadas. Estados Unidos y Japón, junto con China, Rusia y Corea del Sur han estado negociando con Corea del Norte para desmantelar su programa nuclear a cambio de ayuda humanitaria.
    El año pasado, Kim promovió a su hijo menor al rango de general de cuatro estrellas, en lo que fue visto como un intento por extender la única dinastía comunista del mundo a una tercera generación.

  13. La prensa opina
    Corea del Norte, “una anomalía histórica”

    Se avecinan tiempos turbulentos para el Este asiático luego de la muerte
    de Kim Jong-Il y de la llegada al poder de su hijo menor, Kim Jong-Un,
    opinan editorialistas.

    Die Presse, de Viena: “Kim ha muerto; larga vida a Kim. El particular
    modelo de poder norcoreano – una dinastía dictatorial comunista- ya va por
    la tercera generación. El orden sucesorio lo había establecido el
    ‘querido líder’ Kim Jong-il antes de su muerte. Por consiguiente, parece
    que la sucesión se llevó a cabo el lunes sin la menor dificultad. El
    ‘gran heredero’ será Kim Jong-un, el menor de los tres hijos del
    fallecido dictador. (…) El objetivo principal del sistema norcoreano es
    mantenerse en el poder. Sin embargo, el colapso del sistema es sólo
    cuestión de tiempo. Una anomalía histórica como la que sigue siendo
    Corea del Norte 22 años después del fin de la Guerra Fría no puede
    sostenerse eternamente.”

    “El amortiguador de China”

    Tagesspiegel, de Berlín: “La estabilidad del Este asiático depende
    ahora de si Kim Jong-un logra imponerse ante el poder de los militares. Su
    padre había intentado fortalecer su posición nombrándolo General del
    Ejército norcoreano, pero lo verdaderamente decisivo para Kim Jong-un y
    para la estabilidad de Corea del Norte será, sin duda alguna, contar con
    el apoyo de China. Y Kim Jong-il lo sabía, por lo cual, luego de haber
    sufrido una apoplejía en 2008, viajó a China cuatro veces para obtener
    apoyo económico y regular su sucesión. Por el otro lado, para China,
    Corea del Norte posee un importante rol geoestratégico, ya que el
    ‘hermano socialista’ le sirve de amortiguador entre el propio territorio
    y Corea del Sur, donde se hallan estacionados 25.000 soldados
    estadounidenses.”

    “Responsable de tortura y muerte”

    Rheinische Post, de Düsseldorf:·”Este es el año en el que los
    dictadores tiemblan. Luego de que cayeran varios regentes árabes, ahora le
    toca al dictador más siniestro del mundo, al último de los más férreos
    estalinistas: Kim Jong-il. Claro que con una diferencia fundamental: no fue
    su pueblo, esclavizado y empobrecido, el que mandó al infierno al
    autodenominado ‘Gran líder’. Se lo llevó el mismo demonio. Se puede
    decir eso, ya que, aunque no se sepa demasiado sobre el país más aislado
    del mundo, está claro que Kim Jong-il es responsable de haber reprimido,
    torturado y asesinado a cientos de miles de coreanos.”

    “Tiempos turbulentos”

    Die Welt, de Berlín: “El próximo Kim ya está preparado para seguir los
    pasos de su abuelo y de su padre. Al Este de Asia le esperan meses –y
    quizás años- turbulentos, ya que la posición del nuevo dictador, de
    menos de 30 años de edad, no es firme en absoluto. A diferencia de su
    padre, que tuvo mucho tiempo para aprender el oficio de dictador de su
    progenitor, Kim Jong-un es todavía un novato. Aún no ha podido afirmar su
    influencia ni ganarse autoridad. Y es por eso que intentará convencer al
    aparato militar de que es confiable actuando con agresividad hacia adentro
    y hacia afuera.”

    “Reliquia estalinista”

    El País, de Madrid: “La generación de los nietos ha llegado, al menos
    formalmente, al poder en Corea del Norte, la dictadura más recóndita,
    incomprensible e incompetente que se conoce desde la última guerra
    mundial. (…) El hecho de que la noticia se hiciera pública solo a las 48
    horas de la muerte de Kim Jong-il hace pensar que hubiera lealtades que
    confirmar en el seno del Ejército, sin el cual no se puede ser presidente
    de una nación que vive al borde de la hambruna epidémica, y que solo
    confía su salud -política- al arma nuclear. (…) Occidente debería
    aprovechar la ocasión para hacer las representaciones más constructivas
    que fuera posible, a Pyongyang, a fin de que el tercer Kim comprendiera que
    solo una apertura al mundo puede resolver los problemas de esa reliquia
    estalinista que es Corea del Norte.”

    Autora: CP/ dpa Editor: Pablo Kummetz

  14. 19.12.2011
    Murió Kim Jong Il, su hijo menor fue nombrado ya “gran sucesor”

    Murió Kim Jong Il, el “máximo líder” del régimen de Corea del Norte. Kim Jong-un, el tercero e hijo menor del fallecido fue nombrado “gran sucesor”. Corea del Sur en estado de alarma, la bolsa cae.

    Kim, de 69 años según su biografía oficial, falleció durante un viaje en tren como consecuencia de un ataque cardíaco producto del agotamiento “físico y mental”, según informó la agencia de noticias estatal, mientras una mujer vestida de negro y con la voz temblorosa anunciaba su muerte en la televisión oficial.

    Kim Jong-un, el tercero e hijo menor del fallecido máximo líder norcoreano Kim Jong-il, fue nombrado “gran sucesor” en un mensaje del gobierno emitido hoy por la agencia de noticias estatal norcoreana tras el anuncio de la muerte del dictador.

    El régimen comunista llamó a los norcoreanos a apoyar y permanecer leales a Kim Jon-un, “gran sucesor de la causa revolucionaria” y “destacado líder de nuestro partido, Ejército y pueblo”, señaló la agencia de noticias central norcoreana.

    “Arduo es el camino que ha de seguir nuestra revolución y sombría es la situación actual, pero no hay fuerza sobre la tierra que pueda frenar el avance revolucionario de nuestro partido, Ejército y pueblo bajo el sabio liderazgo de Kim Jong-un”, añade el mensaje.

    El joven Kim ya se perfilaba como sucesor después de que su padre lo designara para ocupar altos cargos en una reunión de miembros del partido en septiembre de 2010. Los nombramientos fueron similares a los que el propio Kim recibió antes de suceder a su propio padre, el fundador Kim Il-sung, en 1994.

    Kim Jong Il asumió el poder en 1994

    Kim Jong Il asumió el poder en 1994 en reemplazo de su padre, Kim Il Sung, que había gobernado el país desde 1948 hasta su repentina muerte ese mismo año.

    Durante su régimen, Kim aisló al país, lo llevó al borde de la quiebra económica y rechazó ayuda internacional. Además lideró uno de los mayores ejércitos del mundo y mantuvo una fuerte tensión con las potencias occidentales por su programa nuclear.

    Pese al hermetismo en la información en torno a Kim, se especulaba con que su estado de salud era frágil tras sufrir una apoplejía en 2008.

    El funeral se realizará el próximo 28 de diciembre en Pyongyang, según informó este lunes la agencia de noticias estatal.

    También se declaró un período de luto hasta el 29 de diciembre en homenaje al “querido líder”, que gobernó con mano de acero su país durante más de 17 años.

    Corea del Sur elevó al máximo nivel de alerta

    Tras conocer la noticia de su muerte, el Ejército de Corea del Sur, históricamente enfrentado a Corea del Norte, elevó al máximo su nivel de alerta, según informó este lunes la agencia de noticias Yonhap.

    La relación entre ambas Coreas había alcanzado un pico de tensión en marzo de 2010 tras el hundimiento de un barco de guerra surcoreano y el ataque a una isla perteneciente a Corea del Sur en noviembre de ese mismo año.

    Desde la Guerra de Corea (1950-1953) ambos países se encuentran todavía en estado de guerra, según el derecho internacional.

    Asimismo, el gobierno japonés convocó a una reunión de su Consejo de Seguridad y el primer ministro, Yoshihiko Noda, instruyó al ministerio de Defensa y otras entidades gubernamentales a prepararse para cualquier tipo de eventualidad.

    Según informó la agencia de noticias Kyodo, las fuerzas japonesas están en estrecho contacto con Estados Unidos, China y Corea del Sur.

    El gobierno indicó además que Japón está siguiendo con atención la reacción en los mercados financieros.

    Cae bolsa de Corea del Sur

    La bolsa de Corea del Sur cerró hoy con fuertes pérdidas tras conocerse la muerte del líder del régimen norcoreano Kim Jong Il.

    El índice de referencia Kospi cayó un 3,4 por ciento hasta los 1.776,93 puntos. Poco después de que la televisión estatal norcoreana anunciara la muerte de Kim, a raíz de un ataque cardíaco, el índice había llegado a desplomarse hasta un 5,48, para luego amortiguar la caída ligeramente hacia el cierre.

    Los valores tecnológicos agrupados en el índice Kosdaq cayeron al cierre un 5,4 por ciento, a 477,61 puntos. En Japón, por su parte, el índice Nikkei cerró en Tokio con pérdidas de un 1,26 por ciento, a 8.296,12 puntos.

    Obama sigue atentamente los sucesos

    El presidente estadounidense, Barack Obama, fue notificado en la noche del domingo sobre la muerte de Kim, informó en un comunicado la Casa Blanca.

    “Estamos siguiendo de cerca la información de que Kim Jong Il está muerto”, indicó un portavoz presidencial. “El presidente fue notificado y estamos en estrecho contacto con nuestros aliados en Corea del Sur y Japón. Seguimos comprometidos con la estabilidad en la península coreana y con la libertad y seguridad de nuestros aliados”.

    Por su parte, el ministro australiano de Exteriores, Kevin Rudd, llamó a la “máxima calma y moderación”.

    “Todos los gobiernos, incluido el de Corea del Norte, deberían en este momento estar ejercitando la máxima calma y moderación”, dijo Rudd. “En momentos como este no podemos permitirnos ninguna señal incorrecta o ambigua”.

    dpa
    Editor: Pablo Kummetz

    1. China triste por muerte de líder norcoreano, Corea del Sur y Japón no esconden temores.

      La muerte de líder norcoreano Kim Jong-Il, luego de 17 años de dictadura, suscitó diversas reacciones en la comunidad internacional. China dijo que recibía la noticia con tristeza, Estados Unidos se mostró prudente en sus declaraciones mientras que Corea del Sur y Japón no escondieron sus temores.

      El gobierno surcoreano ordenó que su ejército se mantenga en estado de alerta y reforzó la vigilancia a la largo de la frontera. El presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, canceló todos sus compromisos y convocó a una reunión del Consejo de Seguridad Nacional en su residencia oficial.

      Además, los surcoreanos pidieron a Estados Unidos, que tiene una fuerza de 28 mil soldados en ese país, que aumente la vigilancia satelital y aérea, según un portavoz del Estado Mayor de las fuerzas armadas surcoreanas. Hasta ahora, ningún movimiento sospechoso o táctico no ha sido observado.

      Las dos Coreas viven, técnicamente, en estado de guerra debido a que no firmaron ningún acuerdo luego del conflicto que las enfrentó en 1953.

  15. Pesar y preocupación por muerte del líder norcoreano

    Para ser una dictadura totalmente cerrada de poca envergadura, Corea del Norte tiene una gran influencia, tanto por el hecho de tener armas nucleares, como por su constante estado de guerra con Corea del Sur.

    De cualquier forma, las acciones en Europa Oriental pasaron a números rojos el lunes por la mañana, –según los entendidos- como una reacción ante la muerte del líder norcoreano Kim Jong-il.

    El fallecimiento de Kim, de 69 años, fue dado a conocer y condujo a manifestaciones públicas de pesar, como lo muestra el video oficial de la oficina de prensa de Corea del Norte KCNA. Corea del Sur puso a sus tropas en estado de alerta como medida de precaución.

    Corea del Norte no está herméticamente aislada del mundo exterior. Turistas son bienvenidos en número limitado. Un periodista de Radio Nederland viajó en 2009 con un grupo organizado a través del país. Entonces no hubo casi ninguna posibilidad de encontrar a ciudadanos del paupérrimo país, aunque se captaron impresionantes imágenes. Una vez de vuelta en Holanda, Jaap Timmer de la Cruz Roja, agregó algunas descripciones a los videos. Él vivió y trabajó durante más de tres años en la capital Pyongyang.

  16. Kim Jong-Un, el joven inexperto al mando de una potencia nuclear

    En la dictadura hereditaria norcoreana el hijo menor de Kim Jong-Il pasará a gobernar ese cerrado régimen comunista cuya capacidad nuclear inspira una gran inquietud en Occidente y en los países vecinos. Kim Jong-Un, que tendría menos de 30 años de edad, no ha desempeñado nunca un cargo de poder.

    La edad exacta del hombre designado para dirigir Corea del Norte no se conoce a ciencia cierta, como tampoco se conocía la de su padre, muerto hace dos días pero cuyo fallecimiento fue revelado apenas este lunes 19 de diciembre de 2011. Se estima que Kim Jong-Un, el hijo menor del fallecido líder, tiene 27 o 28 años.

    Entre los pocos datos que se tienen de él figuran que estudió en Suiza, que le gusta el baloncesto y que sufre de diabetes como su padre. Hasta 2010, cuando comenzaron a circular fotos de Kim Kim Jong-Un, solo se contaba con una foto de hace diez años del que ha sido designado este lunes como “gran sucesor” de su padre.

    Esta sucesión no causó sorpresa pues Corea del Norte es la única dictadura hereditaria en el mundo. Kim Kim Il Sung, fundador de Coread del Norte, había cedido el poder a su hijo Kim Jong-Il, padre de Kim Jong-Un, el más joven de los tres hermanos.

    Kim Jong-Un había sido elevado el año pasado a general cuatro estrellas y vicepresidente de la Comisión militar central del partido, paso previo a convertirse en heredero designado.

    En septiembre pasado, Kim Jong-Il, cuya salud ya estaba frágil, viajó a Rusia para discutir sobre energía y ayuda alimentaria, pero también para asegurarse de que su hijo podría contar con el respaldo ruso cuando heredara el poder.

    La propaganda local se había referido a él en términos muy elogiosos como “joven capitán” y “joven general”. Jim Jong-Un se parece mucho a su padre por su aspecto físico y por su personalidad, lo cual sería una de las razones que motivaron su elección. El objetivo sería evitar la más mínima evolución del régimen.

    1. Murió el dictador norcoreano Kim Jong-Il

      El sorpresivo anuncio fue hecho este lunes 19 de diciembre de 2011 en la televisión oficial norcoreana. Desde 1994, Kim Jong-Il dirigía con mano de hierro su país, una de las últimas dictaduras comunistas en el mundo. Su hijo Kim Jon-Un fue designado para sucederle. El ejército surcoreano fue puesto en estado de alerta.

      La muerte del líder norcoreano, presuntamente a causa de un infarto, ocurrió hace dos días, pero solo se anunció este lunes. Una presentadora de la televisión oficial norcoreana estalló en lágrimas al dar la noticia de la muerte de Kim Jong-Il al mediodía.

      La noticia causó gran sorpresa. Uno de sus hijos, Kim Jong-Un, fue designado como su sucesor. Los funerales, que tendrán lugar el 28 de diciembre, serán presididos al parecer por Kim Jong-Un.

      Según el anuncio oficial, Kim Jong-Il habría muerto el sábado durante un viaje en tren a lo largo de todo el país. Un anuncio que ha sido interpretado como una manera para la propaganda norcoreana de mostrar que su líder falleció trabajando por su pueblo.

      Las cadenas de televisión del vecino Corea del Sur interrumpieron de inmediato su programación habitual para dar la noticia. El ejército surcoreano fue puesto en estado de alerta.

      Nacido en 1942 – según su biografía oficial – Kim Jong-Il es hijo de Kim Il –Sung, fundador del autoritario régimen comunista norcoreano. Asumió el poder en 1994, a la muerte de su padre. Durante estos años continuó rigiendo con mano dura su país y no abrió la economía norcoreana al mundo.

      El balance de su gestión es catastrófico: desde el comienzo de su régimen, una terrible hambruna azota a su país causando cerca de un millón de muertos. La economía norcoreana está en un estado calamitoso y el país sigue sufriendo penurias alimentarias crónicas.

      Su hijo Kim Jong-Un, favorito para sucederle, es muy joven: tiene menos de 30 años de edad. No tiene ninguna experiencia en el poder. Comienza entonces en ese país una etapa de inestabilidad.

  17. Reacciones ante muerte de Kim
    El gobierno de Corea del Sur canceló todos los actos oficiales y declaró a su gabinete en estado de emergencia.
    Voz de América | Redacción

    La noticia sobre la muerte del líder norcoreano Kim Jong Il ha generado reacciones a nivel mundial.
    En Washington, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, fueron informados sobre la muerte de Kim.
    En una declaración emitida en las primeras horas, la Casa Blanca dice que se mantendrá en “cercano contacto” con los aliados en Corea del Sur y Japón.
    Se informó que el presidente Obama habló con el presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, y reafirmó el compromiso de Estados Unidos con la estabilidad de la península coreana y con la democracia y la seguridad de sus aliados.
    Las declaración indica que ambos líderes acordaron dirigir a los equipos de seguridad nacional a mantener una cercana coordinación.
    Expectativa en Gran Bretaña y Francia
    En Londres, el ministro de relaciones exteriores de Gran Bretaña, William Hague, dijo que la muerte de Kim podría representar un punto de inflexión con Corea del Norte. También el diplomático dijo que el involucramiento de Pyongyang’s con la comunidad internacional, ofrece a Corea del Norte la mejor esperanza de mejorar la vida de los habitantes del país.
    En tanto, el canciller de Francia, Alain Juppe, dijo que el gobierno francés es cauteloso sobre las consecuencias del secretismo que rodea la transferencia del poder en la nación comunista. Sin embargo, Juppe expresó esperanza de que los ciudadanos norcoreanos puedan ganar más libertades en el futuro.
    Reacciones en Corea del Sur y Japón
    En Corea del Sur, el presidente Lee canceló todos los eventos que tenía programados. El líder sudcoreano convocó a una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional este lunes y colocó a las fuerzas militares de Corea del Sur en alerta de emergencia, con un aumento de la vigilancia aérea en la frontera con Corea del Norte.
    Las dos Coreas continúan técnicamente en guerra desde el final del conflicto de 3 años que concluyó con un armisticio en 1953.
    Mientras tanto en Tokio, el primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, acordó una reunión con asesores de alto nivel para formular una respuesta ante la muerte del líder norcoreano.
    Por su parte, la agencia oficial de China, Xinhua, informó que las autoridades en Beijing estaban angustiados con la noticia de la muerte de Kim Jong Il y ofrecieron sus condolencias al pueblo de Corea del Norte. China es considerador es aliado más cercano de Corea del Norte y su principal socio comercial.

  18. Personalidad y poder de Kim Jong Il
    Las ambiciones nucleares Kim Jong Il dominaron los temores por la seguridad mundial durante más de una década.

    El régimen de Kim Jong Il en Corea del Norte empezó hace 17 años continuando con un gobierno centrado en el principio de la autosuficiencia y un culto a la personalidad creada por su padre, Kim Il Sung.
    Según la leyenda local, Kim Jong Il nació en el monte Paektu en Corea del Norte el 16 de febrero de 1942, un evento presagiado por una golondrina y señalado con la aparición de una estrella en el cielo y un doble arco iris sobre la montaña. Sin embargo, se cree que Kim nació en Siberia, lo que era la Unión Soviética en 1941.
    Su niñez también es un misterio de la cual no se tiene mucha información. En 1964 según los datos proporcionados, se graduó de la Universidad de Pyongyang.
    En la década de los años 70, Kim fue nombrado a varios puestos de liderazgo en el partido gobernante, como preparación para reemplazar a su padre al mando del país.
    Tenía una reputación de vivir una vida llena de lujos que incluía una afición por la buena gastronomía y el alcohol, además de tener la fama de mujeriego.
    Se dice que Kim también era amante del cine. Conservaba una gran colección de películas e incluso produjo algunas. Según un director y una actriz surcoreanos, fueron secuestrados por el régimen de Kim y obligados a filmar películas para el hombre que los norcoreanos llamaban “Querido Líder”.
    Fue vinculado a un atentado en 1983 cuando 17 funcionarios surcoreanos murieron al visitar Birmania, así también como el bombardeo en 1987 de un vuelo de la aerolínea Korea Air que cobró la vida de 115 personas. Sin embargo, las denuncias no han sido probadas.
    A pesar de que Kim continuó llevando a cabo las políticas de gobierno de su padre carecía de su carisma. No obstante, Kim cultivó su propia personalidad ejemplificada en su peinado llamativo, trajes deportivos y gafas de sol.
    Kim destinó la mayoría de los recursos de la empobrecida nación a crear el quinto ejército más grande del mundo.
    Sus relaciones internacionales estuvieron dominadas por el empuje norcoreano para desarrollar armas nucleares llevando a cabo una prueba en 2006. En el 2007 accedió a detener su programa nuclear a cambio de ayuda internacional.
    Estimaciones de organizaciones internacionales estiman que el país tiene suficiente material nuclear para producir varias bombas atómicas y las negociaciones multilaterales para convencerlo a desmantelar su programa se han estancado en varias ocasiones.
    Se desconoce el estado civil de Kim, pero se dice que estuvo casado una vez con tres mujeres y tiene al menos tres hijos. Su hijo menor, Kim Jong Un, ha sido el escogido y preparado como su sucesor.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s