“SIN RETORNO”, UN THRILLER ARGENTINO

El largometraje argentino “Sin retorno” compite por la Mirada de Oro en el Festival Internacional de Cine de Friburgo. Con su director, Miguel Cohan, hablamos.

Sin retorno narra la historia de un hombre condenado por un crimen que no cometió. Un culpable libre y un preso inocente que perdió años de su vida en la cárcel son los ingredientes que componen este sólido thriller sicológico, que es la ópera prima del cineasta argentino Miguel Cohan y ya cosechado premios importantes como la renombrada “Espiga de Oro” en la Semana Internacional de Cine de Valladolid. Con el realizador conversó Deutsche Welle.

Deutsche Welle: Cuatro películas latinas compiten en el Festival de Cine de Friburgo. Además, en secciones paralelas se exhiben gran cantidad de cintas del subcontinente. ¿Significa esto que el cine latino ya despegó y puede competir a la par con las producciones europeas?

 

Miguel Cohan: Creo que el cine latino dejó de ser una rareza, algo exótico que interesaba más por su procedencia que por su calidad cinematográfica. Las películas latinoamericanas que se dan en festivales o se estrenan en las salas de autor europeas están ahora ahí por méritos propios, y en ese sentido sí podemos equipararlas con las europeas. Sin embargo, donde todavía se ve una diferencia muy grande es en las facilidades de producción y en las distintas formas de apoyo a la distribución que tiene Europa.

 

 

¿Por qué se decidió por un thriller policial?

 

Por un lado, porque es un género que me encanta. Disfruto mucho como espectador cuando la trama de una película me toma desde que empieza y no me suelta hasta el final. Y eso quisimos hacer justamente yo y mi hermana, con la que escribí el guión, en Sin retorno.

 

Pero creo que la película es más bien un cruce de géneros, entre policial y drama, porque los personajes no son simples peones que cumplen las necesidades del relato policial sino que son personas de carne y hueso con sus conflictos internos y sus razones más profundas, que no actúan por bondad o maldad sino por necesidad.

 

¿Cómo ha sido la recepción de Sin retorno por el público suizo?

 

Impresionante. Tuvimos tres proyecciones en el festival y las tres fueron a sala llena con muy buena respuesta de los espectadores. Además, pasamos el film para estudiantes suizos y después mantuve con ellos encuentros muy interesantes.

 

La película ya había recorrido festivales con un público más cercano, más latino, y allí la crítica había sido excelente. Pero no sabía qué podía pasar con gente menos familiarizada con el universo argentino. Por suerte, me voy de Friburgo muy contento, sabiendo que la película también puede conectar de manera profunda con públicos diversos.

 

¿Qué le parece que el Festival de Cine Friburgo homenajee este año a la productora argentina Lita Stantic y le dedique una sección completa de filmes argentinos?

 

Me encanta. Para nosotros, Lita es uno de los personajes más importantes del cine argentino contemporáneo y una de las pocas productoras que supo combinar el cine de gran escala, como Camila, con producciones mucho más pequeñas y arriesgadas, como La Ciénaga. Es indudable que su trabajo fue esencial para el nacimiento y consolidación de lo que se llamó el nuevo cine argentino.

 

¿Son las diferencias culturales entre Latinoamérica y Europa algo ventajoso a la hora de distribuir películas en el Viejo Continente, o todo lo contrario?

 

No lo sé. Creo que es como una alquimia. A veces, esa diferencia cultural es la que termina siendo la clave de todo, la que le permite a la película encontrar su lugar en el mercado, y otras se convierte en un muro infranqueable.

 

¿Por qué llevar a la pantalla conceptos como la venganza, la ética y la justicia en su primer trabajo como director?

 

La verdad es que la injusticia es un tema que siempre me interesó. Pocas cosas me conmueven tanto como presenciar una injusticia. Sin embargo, en la película intentamos que las injusticias no lleguen al espectador a través de golpes bajos, sino más bien como una sucesión de hechos de los que nadie se siente responsable. Porque los personajes son sólo parte de un gran engranaje que creen no controlar. De ahí que temas como la venganza y la ética estén tan presentes, sin que el relato sea un alegato o una denuncia sobre un determinado hecho. Al contrario, creo que el espectador se siente más bien interpelado por estas cuestiones sin tener claro cómo reaccionaría si se viese inmerso en una situación similar a la de los personajes.

 

¿Fue premeditado provocar la reflexión moral en el espectador sobre las culpas y responsabilidades no asumidas, en este caso las de una muerte?

 

Sí. Como dije anteriormente, es algo que buscamos muy conscientemente. Pero no desde la claridad moral del que cree saber lo que dice, sino desde el lugar del que desconoce cómo actuaría en esa misma situación. Es mucho más fácil ser moral o ético cuando no está el cuerpo de uno en juego o, como en este caso, el de un hijo.

 

Autora: Pamela Schulz

Editora: Luna Bolívar Manaut

 

 

3 comentarios en ““SIN RETORNO”, UN THRILLER ARGENTINO”

  1. Maastricht: el mercado del arte continúa estable pese a las catástrofes

    Los ricos coleccionistas e inversores que visitaron la TEFAF de Maastricht no se dejaron influir por catástrofes como la de Japón ni conflictos como el de Libia, según muestra el balance de la feria de arte y antigüedades más importante del mundo.

    La TEFAF terminó el domingo con buenas cifras de ventas y 73.000 visitantes procedentes de 55 países, confirmó la organización. Unos números que ponen de manifiesto la recuperación del mercado mundial del arte tras la crisis financiera de 2009.

    En esta edición aumentaron los visitantes y compradores de China. En total, 260 marchantes de 16 países ofrecieron obras de arte, antigüedades y objetos de diseño por un valor total estimado de más de 2.000 millones de euros (2.800 millones de dólares).

    En cifras globales, el mercado del arte se ha recuperado espectacularmente y, según un reciente estudio de la TEFAF, en 2010 subió un 52 por ciento a 43.000 millones de euros (unos 60.000 millones de dólares).

    “Este incremento volvió a sentirse en Maastricht”, dijo una portavoz de la feria. Ya en los primeros días del evento, que abrió sus puertas el 17 de marzo, se hicieron buenos negocios: un coleccionista privado compró una escultura de Joan Miró de 1945 tallada en madera por 3,5 millones de euros.

    Me gusta

  2. “Agua fría”, prometedor cine costarricense.

    Por Julio Feo
    De estreno esta semana en Francia, catorce largometrajes, de los que destacaremos la costarricense “Agua fría de mar” de Paz Fabrega, “Los ojos de su madre” del francés Thierry Klifa, el dibujo animado norteamericano “Rango” de Gore Verbinski, “Circus Columbia” del coproducción franco europea del director bosnio Danis Tanovic y la película documental paraguaya “Cuchillo de palo”.
    De relieve la película costarricense “Agua fría de mar” de la joven directora Paz Fabrega, que llega a las pantallas comerciales tras su paso por varios festivales internacionales. En una playa de Cosa Rica, junto a un camping popular, una niña perdida afirma ser víctima de abuso sexual, cuando es encontrada por una joven pareja de novios.

    Pero las apariencias son engañosas y Paz Fabrega sabe crear una atmosfera inquietante al filmar una cierta promiscuidad que deja abiertas al espectador todas las hipótesis. Un encuentro entre una niña y una joven adulta que va a cambiar sobretodo la vida de esta última. Una original mirada sobre Costa Rica a través de dos medios sociales que se cruzan en esa idílica e inquietante playa.

    “Circus Columbia” es una interesante tragicomedia del autor de “No man’s land”, Danis Tanovic, que revista el tema de la guerra de los Balcanes, en la dividida Yugoslavia post comunista. Un joven apasionado por la radio transmisión regresa al pueblo al cabo de veinte años de ausencia en Bosnia Herzegovina, pero en ese pueblo aparentemente tranquilo los nacionalismos van a estallar con toda su violencia, ahí donde nadie lo esperaba.

    “Rango” de Gore Bervinski, con las voces de Johny Depp y de Isla Fisher, es un dibujo animado estadounidense, con el personaje de un extraño camaleón con cabezota de extraterrestre que llega a una pequeña ciudad en medio del desierto, en donde hay escasez de agua. Un dibujo animado que revisita el universo del western spaghetti con claves de comedia.

    “Los ojos de su madre” de Thierry Klifa, con Catherine Deneuve, Geraldine Pailhas y Marisa Paredes, es un thriller sentimental y melodramático que aborda el tema de la maternidad, de la madre ausente a la madre adoptiva, a través de la singular historia de un escritor en busca de inspiración que intenta escribir una biografia no autorizada de una conocida presentadora de televisión.

    Destaquemos también la brillante película documental paraguaya “Cuchillo de palo” de Renate Costa, que nos habla del Paraguay de los años ochenta, durante la dictadura de Alfredo Stroessner y de la persecución contra los homosexuales. El relato toma como punto de partida la historia de un familiar de la realizadora, Rodolfo, que fue detenido y torturado junto con el denominado grupo de los 108, acusados de un crimen que no habían cometido y en el que estaba implicado el propio hijo del dictador.

    Me gusta

  3. Cine de Guatemala compite en Suiza

    El largometraje “Las Marimbas del Infierno”, del cineasta guatemalteco Julio Hernández, compite por el Regard D´or en la 25 edición del Festival Internacional de Cine de Friburgo.

    Este año, la presencia latina tiene un espacio excepcional en el certamen suizo que culmina el próximo 26 de marzo. Una de las secciones homenajea a la productora argentina Lita Stantic con una muestra de sus mejores largometrajes. Sin embargo, es en la sección más importante del festival donde brilla más la asistencia del continente latino.

    Cuatro de un total de 12 películas postuladas para la Mirada de Oro, galardón mayor del evento, provienen de América del Sur. “Miss Tacuarembó”, del realizador uruguayo Martín Sastre; “Sin retorno”, del argentino Miguel Cohan; “Los colores de la montaña”, del colombiano Carlos Arbeláez y la ya antes mencionada “Marimbas del Infierno”, proveniente de Guatemala, son algunos de los filmes que podrían obtener el trofeo.

    El documental-ficción de Hernández narra la historia de un músico que toca las marimbas, instrumento nacional de Guatemala. Su vida está en orden hasta que es extorsionado por unos pandilleros y debe huir de su casa. Entremedio se queda sin trabajo y en su desesperación decide modernizar su estilo musical y mezclarlo con heavy metal, para ello se une a un rockero frustrado y crean juntos el grupo “Las Marimbas del Infierno” donde fusionan estos dos estilos musicales”. DW conversó con el director.

    DW-World. ¿Qué significa para ti estar en el Festival de Cine de Friburgo?

    Julio Hernández: Es un festival del cual mis colegas me han hablado bastante bien. Para mí es un halago que se haya seleccionado mi película para la competencia oficial del festival de Friburgo. Esto quiere decir que lograron identificarse con la propuesta que hice y que además se me brinda la gran oportunidad de compartir la película con el público suizo.

    ¿Por qué te decidiste a mostrar con humor temas tan dramáticos como la marginalidad, la pobreza y la violencia en tu cinta?

    Porque son problemas tan cotidianos que en Guatemala suelen verse como normales y porque además intento escaparme del melodrama de las telenovelas latinoamericanas.

    ¿Fue a propósito rodar una historia minimalista o simplemente es el resultado de un cine de recursos también mínimos?

    Ambos casos. Me gusta usar los mínimos recursos porque es un desafío creativo y acentúa un estilo o una propuesta estética. Por otro lado, me interesa ser congruente con las limitaciones que tengo en mí país. Por eso mi cine es muy austero. Sin embargo esa misma sencillez me da una libertdad tremenda y esta libertad me ocasiona una mirada particular. Películas que por su forma y contenido sólo podrían ser guatemaltecas, pero a la vez dicha particularidad tiene cierta dosis de universalidad. Mis personajes son antihéroes y eso los hace humanos, entonces son universales.

    Casi no hay producciones provenientes de Guatemala. ¿Por qué es el cine guatemalteco un ente desconocido?

    Si hay producción. El año pasado se realizaron 12 largometrajes en Guatemala. Lo que sucede es que nuestro cine no ha tenido la oportunidad de salir afuera. Quizás porque la mayoría de las propuestas tienen la premisa de copiar el modelo hollywodense, aunque no se tenga el mismo presupuesto y eso me parece un grave error. Por eso las películas no entusiasman del todo a los festivales y menos al mercado mundial.

    Así como sucedió en tu anterior producción Gasolina, donde optaste por usar a tus vecinos de protagónicos, recurres nuevamente a gente real como los músicos que actúan en Las Marimbas ¿Es tomado como un experimento esto prescinder de actores de verdad?

    Me gusta el neorrealismo italiano y me agrada como Robert Bresson analizó el cine con sus notas acerca del cinematógrafo. Quiero hacer un cine muy naturalista, muy sencillo y con actuaciones planas y eso lo consigo mejor usando actores no profesionales. Además los personajes se parecen un poco a mí y bueno yo no soy muy exótico y explosivo para hablar.

    ¿De qué se trata tu próximo proyecto cinematográfico, “Polvo”, que coproduces con Chile y España?

    Guatemala tuvo un conflicto armado que duró 36 años y “Polvo” es la historia de la postguerra en mi país, de la familia y de cómo se convive con la gente que le hizo daño a las personas que uno ama.

    También estoy escribiendo un western, ambientado en la Guatemala actual y en la que en vez de caballos se usan bicicletas. Y toca un poco el tema del narcotráfico y se llama “Disparos en la noche, las sombras cambian de lugar”. Además estoy con otro proyecto que es una mezcla de cine negro unida con una historia de amor masculina de adolescentes que hacen skate en Guatemala y que se llama “Hombre Herido”.

    Autora: Pamela Schulz
    Editor: Pablo Kummetz

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s