JESÚS POR BENEDICTO XVI

55 Preguntas y respuestas del libro de Joseph Ratzinger-Benedicto XVI “Jesús de Nazaret. Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección”. El texto de las respuestas está sacado literalmente del original. Las preguntas son del periodista Marc Argemí

Autor: Marc Argemí | Fuente: bxvi.wordpress.com

Joseph Ratzinger-Benedicto XVI acaba de publicar la segunda parte de su biografía sobre Jesús: “Jesús de Nazaret. Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección”. Se trata de un viaje hacia “las palabras y los acontecimientos decisivos de la vida de Jesús” (p. 9). Recoge y debate aportaciones de un gran número de investigadores sobre qué hay de cierto en los Evangelios. El resultado es un libro con respuestas a muchos de los interrogantes de la investigación teólogica pero también a muchas de las grandes preguntas del ser humano.

 

Entre otras muchas cuestiones, responde a estas 55, sobre el libro, sobre Jesús, su mensaje, sus discípulos y el contexto histórico.

 

El texto de las respuestas está sacado literalmente del original. Las preguntas son del periodista Marc Argemí, quien ha seleccionado los textos.

 

Se pueden consultar en los enlaces, las respuestas a las preguntas que aparecen debajo de los mismos:

 

 

Preguntas sobre el libro

 

1. ¿Qué busca Joseph Ratzinger-Benedicto XVI con este nuevo libro?

2. ¿Cuántos investigadores son citados por Joseph Ratzinger-Benedicto XVI en la bibliografia de su ´Jesús de Nazaret´

 

Preguntas sobre Jesús

 

1. ¿Es verdad lo que se cuenta de Jesús en el Nuevo Testamento?

2. Si lo que se cuenta en el Nuevo Testamento es cierto ¿Por qué hay puntos en los que los historiadores discrepan?

3. ¿Es Jesús Dios?

4. ¿Por qué se dice que Jesús “subió” a Jerusalén?

5. ¿Cuál es el objetivo de la subida a Jerusalén?

6. ¿Cómo entra Jesús en Jerusalén?

7. ¿Cómo es posible que Jesús fuera recibido con alabanzas en Jerusalén y al cabo de pocos días fuera crucificado?

8. ¿Por qué reza Jesús por la unidad de sus discípulos?

9. ¿Qué quería Jesús cuando se puso a lavar los pies a sus discípulos?

10. ¿Qué le ocurre a Jesús en el huerto de Getsemaní que sea dramáticamente importante para las personas de todos los tiempos?

11. Pedro promete ser fiel a Jesús, pero Jesús le anuncia su triple negación ¿Qué falló ve Jesús en su planteamiento?

12. ¿Condenaron a Jesús por motivos políticos?

13. ¿Quiénes eran exactamente los acusadores de Jesús? ¿los judíos?

14. ¿Qué implica el gesto de romper la amistad con Jesús que comete Judas?

15. ¿Por qué el arrepentimiento de Judas acaba mal?

16. ¿Qué representa el buen ladrón?

17. ¿Qué significado tienen el agua y la sangre que manan del costado abierto de Jesús?

18. ¿A qué hora murió Jesús?

19. ¿La sábana santa de Turín envolvió realmente el cuerpo de Jesús?

20. ¿Es compatible el mensaje de las bienaventuranzas con la muerte en la Cruz?

21. ¿En qué ha consistido la resurrección de Jesús?

22. ¿Qué importancia tiene la resurrección de Jesús?

 

Preguntas sobre el mensaje de Jesús

 

1. Para Jesús ¿Cuál es el único poder salvador?

2. ¿A qué se refiere Jesús cuando habla de ´vida eterna´?

3. ¿Cómo encuentra el hombre la vida eterna, según Jesús?

4. ¿Conocemos la verdad del hombre a partir de la ciencia?

5. ¿Cuál es la novedad del ´mandamiento nuevo´ que Jesús da a sus discípulos?

6. ¿Por qué es creíble el mensaje que difunde la Iglesia?

7. ¿Predice Jesús el fin del mundo?

8. La palabra de Jesús tiene más poder que el cosmos, afirma Ratzinger. ¿En qué sentido?

9. ¿Quiso Jesús hacerse rey? ¿Qué clase de reinado reivindica?

10. ¿Qué distingue el reinado de Jesús de los reinados del mundo?

 

Preguntas sobre los discípulos de Jesús

 

1. ¿Por qué Dios no se reveló a los poderosos del mundo, y sólo a un pequeño grupo de discípulos?

2. ¿Por qué los apóstoles de Jesús se ponen enseguida a evangelizar?

3. ¿Predijo Jesús las persecuciones contra los cristianos?

4. ¿Qué se les pide, a los cristianos, como actitud de fondo?

5. En el huerto, Jesús pide a sus discípulos que estén vigilantes ¿sirve esta petición para todos los cristianos de todos los tiempos, o sólo es aplicable para ese momento? ¿qué peligros entraña esta somnolencia que Jesús pide combatir?

6. ¿Qué papel juegan las mujeres en la cruz y la resurrección?

7. ¿Qué papel tenía el templo de Jerusalén para el cristianismo primitivo?

8. ¿Por qué los cristianos llaman a Jesús Cordero de Dios?

9. ¿Cuál es la actitud que Jesús espera en los discípulos con respecto a su última venida?

10. ¿De dónde sale la Iglesia?

11. ¿Cuáles son los elementos fundamentales para la unidad de la Iglesia?

12. ¿Qué sentido tiene la confesión, el sacramento de la penitencia?

13. ¿Qué tiene que ver la Misa con la ayuda a los necesitados y las obras de caridad?

14. Jesús dice: “Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mt 28,20) ¿Cómo lo consigue? ¿Dónde está?

15. ¿Qué pide Jesús a sus discípulos cuando da su Madre María a Juan

 

Preguntas sobre el contexto histórico

 

1. ¿Por qué en la Misa se repite el ´Hosanna´ del Domingo de Ramos?

2. ¿Qué significa la exclamación “Hosanna!”?

3. ¿Qué significa que el velo del Templo se rasgara cuando murió Jesús?

4. En la tradición del Antiguo Testamento, para poder comparecer ante Dios había que ser puros. Existía un sistema de ritos de purificación que es cuestionado por Jesús ¿Por qué lo cuestiona?

5. Entonces, ¿cómo se hace puro el corazón, según Jesús?

6. Los cristianos cambian el sábado por el domingo como día principal de la semana. ¿Por qué?

 

 

 

2 comentarios en “JESÚS POR BENEDICTO XVI”

  1. La indiferencia de Occidente ante los cristianos perseguidos Un informe pone de relieve los problemas en Oriente Medio
    Por el padre John Flynn, L. C.

    ROMA, domingo 3 de abril de 2011 . – Un reciente informe publicado por Ayuda a la Iglesia Necesitada hace un recorrido de la persecución que sufren los cristianos en muchos países. Considera de modo especial la situación, verdaderamente difícil, en los países de Oriente Medio.

    En el prólogo al informe “¿Perseguidos y olvidados? Un informe sobre los cristianos oprimidos por su fe: edición 2011”, el Patriarca Latino de Jerusalén, el arzobispo Fouad Twal, comentaba que “Calvario no es un nombre que pertenezca sólo a la arqueología y a la antigüedad”.

    “Es una realidad contemporánea que describe, en diferentes grados, el sufrimiento de muchas iglesias en Oriente Medio en las que ser cristiano significa aceptar que debes hacer un gran sacrificio”, añadía.

    En la introducción, el autor del informe, John Pontifex, presentaba el contraste entre lo que él llama la brutalidad a sangre fría que sufren los cristianos con la indiferencia de Occidente.

    “Esta falta de reconocimiento de los crímenes contra el cristianismo no podría ser más trágica, al tener lugar en un momento en el que en países clave la violencia y la intimidación de los fieles ha empeorado de modo manifiesto”, comentaba.

    Pontifex indicaba que hay una oleada de violencia en aumento en muchos países musulmanes. Lo atribuía en parte al hecho de que los cristianos sean una especie de víctimas por sustitución de los islamistas radicales, que, de este modo, dan cauce a su hostilidad hacia Occidente.

    También es un deseo expresado por algunos extremistas, señalaba Pontifex, el hacer desaparecer completamente el cristianismo de sus naciones.

    Ataques

    El informe examina cerca de 30 países. Egipto es el país con la población cristiana más grande de Oriente Medio, con cerca de 10 millones. Esta cifra tan elevada no ha evitado la oleada de actos violentos contra ellos de los últimos años.

    Ha habido incidentes graves como los disparos de enero de 2010 en la Misa de Navidad copta ortodoxa de medianoche, y la explosión de un coche bomba en el exterior de la Iglesia de los Santos, una iglesia copta ortodoxa en Alejandría en enero de este año.

    El informe observaba, además, que la conversión al cristianismo todavía está prohibida por la ley, a pesar de que la constitución garantiza la libertad de creencia y religión.

    A pesar de las dificultades legales debidas al hecho de que los convertidos no pueden conseguir el cambio en sus documentos de identidad que refleje su nuevo estatus, Ayuda a la Iglesia Necesitada reconocía que el número de conversiones está aumentando.

    Otro problema que sufren los cristianos en Egipto es que se les niegan los permisos para construir nuevas iglesias, o renovar las existentes. La obtención de un permiso oficial para una nueva iglesia puede requerir hasta 30 años y es necesaria la aprobación personal del presidente.

    Pasando a Argelia, el informe señalaba que en los últimos tiempos ha habido un aumento de casos ante los tribunales y actos de intimidación contra cristianos convertidos, que se basan en acusaciones de proselitismo que, supuestamente, son una violación de la constitución.

    Aunque el Islam es la religión oficial del estado, Ayuda a la Iglesia Necesitada indicaba que la constitución también defiende el derecho a libertad de pensamiento y de práctica religiosa, dentro de determinadas limitaciones.

    Uno de los problemas en Argelia es que el 95% de los cristianos del país son extranjeros. Como resultado, son vistos como extraños y suelen suscitar suspicacia.

    En Irán, aunque el estado reconoce el cristianismo, su estatus legal es precario, indicaba el informe. Los miembros de las minorías religiosas son, de hecho, ciudadanos de segunda clase. Además, no se les permite extender sus creencias o manifestarlas fuera de los lugares de culto.

    La situación legal de la Iglesia católica era afrontada por el Papa Benedicto XVI en una carta dirigida en noviembre del año pasado al presidente Mahmoud Ahmadinejad. El Papa pedía dialogar sobre el estatus de la Iglesia en Irán.

    Conversiones

    La apostasía, o renuncia al islam, está prohibida por ley y cuando la información de las conversiones se hace pública tiene lugar el arresto de cristianos o se ataca a las iglesias.

    Según informes recientes el número de cristianos asirios nativos ha disminuido de cerca de 100.000 a mediados de los setenta hasta 15.000 en la actualidad.

    Irak es otro país en el que el número de cristianos ha disminuido notablemente. Según Ayuda a la Iglesia Necesitada, los obispos del país estiman que el número ha descendido de casi 900.000 hasta menos de de 200.000.

    El éxodo ha aumentado aún más tras el ataque del 31 de octubre de la catedral siro católica de Nuestra Señora de la Salvación, en Bagdad, y la masacre de al menos 52 personas.

    Según el informe, entre 2003 y 2010 se cree que más de 2.000 cristianos han sido asesinados por la violencia, siendo la mayoría objetivos por causa de su fe.

    La población cristiana de los territorios de Tierra Santa también ha disminuido drásticamente. El informe explicaba que cuando el Papa los visitó en mayo de 2009, el arzobispo Fouad Twal, patriarca latino de Jerusalén, publicó estadísticas que mostraban que los cristianos palestinos de Jerusalén habían disminuido desde un 52% en 1922 hasta menos del 2% de hoy.

    Si continúa la tendencia, añadía, la cifra actual de 10.000 podría quedarse en la mitad en una década. Señalaba que, del mismo modo, los cristianos de Belén han descendido desde el 85% de la población en 1948 hasta el 12% en el 2009.

    Además, el informe afirmaba que el gobierno israelí ha hecho más difícil que los sacerdotes, religiosos y seminaristas extranjeros consigan visas. Y las visas ahora sólo son válidas para un año en vez de para dos.

    Los cristianos se enfrentan también a dificultades en las zonas bajo la Autoridad Nacional Palestina, tanto en Cisjordania como sobre todo en la Franja de Gaza. Desde que Hamas tomó el control de Gaza en junio de 2007, se ha presionado a los cristianos para se sometan a las prácticas musulmanas como el que las mujeres cubran su cabeza en público.

    Los hogares y tiendas cristianos y las iglesias han sido atacadas casi a diario, añadía el informe.

    Muerte

    El informe no se limita en modo alguno a Oriente Medio. Más lejos, en Afganistán, describía cómo en el verano de 2010 un grupo de antiguos musulmanes tuvo que huir a la India tras ser condenados a muerte como consecuencia de su conversión al cristianismo.

    En general, en el último año ha habido un dramático deterioro en la actitud hacia los no musulmanes, que ha hecho que los cristianos intenten pasar desapercibidos para evitar ser acusados de proselitismo. Desgraciadamente, según el informe, la situación es probable que empeore aún más.

    El vecino Pakistán es otra cuna de hostilidad hacia los cristianos. Muchos de los problemas nacen de la ley contra la blasfemia.

    Las ofensas contra el Corán reciben la sentencia de cadena perpetua y los insultos contra el profeta Mahoma se castigan con la pena de muerte. El informe citaba datos de la Comisión Nacional de Justicia y Paz de la Iglesia Católica, que afirman que entre 1986 y 2010 ha habido 210 acusaciones contra cristianos.

    La gente utiliza la acusación de blasfemia también como una excusa para venganzas personales. Según el informe, desde el 2001 al menos 50 cristianos han sido asesinados por quienes utilizan las leyes contra la blasfemia como pretexto.

    Indonesia es un país que ha sufrido el aumento del fundamentalismo islámico desde el 2009, señalaba el informe. En los últimos tiempos ha habido múltiples actos de violencia, desde la quema y destrucción de iglesias hasta la cancelación por parte de las autoridades de los servicios de la Pascua ante la presión de los extremistas.

    De las 32 provincias del país, Aceh es la única completamente gobernada por la ley islámica – la Shariah. No obstante, el informe indicaba que las autoridades de 16 provincias han aprobado leyes inspiradas en la Shariah.

    El informe se ocupa también de otros países desde Corea del Norte a Cuba y Venezuela. Sin embargo, proporciona evidencia clara de que los cristianos se enfrentan a una amenaza muy real de los extremistas musulmanes, algo que recibe poca atención, y ninguna solución.

    Me gusta

  2. Democracia y verdad Una reflexión sobre el proceso a Jesús de Nazaret
    Por Rafael Palomino
    * * * * *
    En la segunda parte de “Jesús de Nazaret”, el Papa no solo ofrece una reflexión teológica y exegética de primer orden, sino que también invita a la reflexión sobre otros aspectos cruciales. Uno de ellos, es el análisis del proceso de Jesús ante Pilatos. Detengámonos en él.
    La civilización occidental no puede entenderse sin el calidoscopio en el que se descomponen sus grandes procesos. Así por ejemplo, en el primer cuarto del siglo XX, Occidente despierta de la pesadilla totalitaria a través de los Juicios de Nüremberg, que recordaron la existencia de exigencias morales y éticas superiores a cualquier Derecho positivo. Mucho tiempo antes (s. II a. de C.), el choque verbal entre Cicerón y Catilina, recuerda la importancia del respeto a la ética en los asuntos públicos y los presupuestos del poder legítimo. El juicio de Sócrates en Atenas (s .IV a. de C.), en fin, nos sitúa abruptamente ante el valor de la crítica de la razón frente a los usos sociales.

    De todos ellos, el proceso de Jesús ante Pilatos ocupa el lugar central. ¿Quiénes fueron los acusadores? ¿Cuál fue el verdadero motor del proceso? ¿Qué lugar ocupa la verdad en el gran tema de lo justo legal?

    Tres respuestas claves

    La respuesta a la primera pregunta por Benedicto XVI ha merecido el agradecimiento del pueblo judío. El fiscal no fue Israel como un todo, sino los círculos sacerdotales distinguidos y un pequeño y fanático grupo de seguidores de Barrabás. La segunda cuestión en Benedicto XVI apunta como una flecha a un hecho que ha cambiado el mundo: la separación entre la dimensión religiosa y la política, una separación que, para el Papa, pertenece realmente “a la esencia” del nuevo camino cristiano. El tercer tema requiera algo más de atención ahora.

    Ante el requerimiento de Pilatos: “¿Qué es la verdad?”, Benedicto XVI recuerda que no ha sido el procurador romano “el único que ha dejado al margen esta cuestión como insoluble y, para sus propósitos, impracticable. También hoy se considera molesta, tanto en la contienda política como en la discusión sobre la formación del derecho”.

    Ciertamente, para el Derecho la pregunta por la verdad es fundamental. Tal vez por esto, y precisamente desde instancias democráticas, viene afirmándose que los derechos fundamentales, entre ellos el derecho a un juicio “justo”, deberían ser rescatados de las presiones de las minorías y de las imposiciones de las mayorías políticas. Al representar un núcleo de valores esenciales, deben quedar al margen de esquemas políticos de uno y otro signo. Como ha dicho Spaemann, “la comunidad jurídica no es una especie de ‘closed shop’, cuyas condiciones de admisión y de exclusión quedan fijadas por la mayoría de los miembros”. Por ejemplo, no hay derecho alguno de una mayoría, por muy grande que sea, a decidir sobre el derecho de una minoría a su existencia.

    Hace años, cuando Benedicto XVI era solamente el cardenal Ratzinger, observaba que “las decisiones mayoritarias no pierden su condición verdaderamente humana y responsable cuando presuponen un sustrato básico de humanidad y lo respetan como verdadero bien y condición de todos los demás bienes”.

    Las observaciones primero del cardenal Ratzinger y ahora de Benedicto XVI chocan frontalmente con la visión jurídica que, prescindiendo de la verdad, basa el derecho en el poder, en la fuerza de los votos. Esta línea de pensamiento (me refiero al positivismo jurídico, fruto del relativismo ante la verdad objetiva) hoy intenta ocupar todos los intersticios legales, incluido el juicio histórico de Jesús ante Pilatos

    Relativismo y positivismo legal

    Tal vez haya sido el jurista austríaco Hans Kelsen el que lo ha planteado de forma más radical. Cuando desde su visión normativista se sitúa ante la pregunta del procurador romano frente a la verdad, no duda en tomar partido por la postura que, a la postre, adoptará Pilatos. Estas son sus palabras : “Y puesto que Pilatos, un relativista escéptico, no sabía qué era la verdad, la verdad absoluta en que este hombre creía, consecuentemente, procedió de modo democrático sometiendo la decisión del caso a votación popular” (H. Kelsen, “¿Qué es la Justicia?, Barcelona, 1992).

    Ciertamente no deja de provocar un cierto “escalofrío jurídico” esta renuncia a la verdad, para entregar la justicia en manos de una mayoría, tantas veces manipulable (como se deduce también del relato evangélico). El relativismo —de entonces y de ahora— termina, en el fondo, por renunciar a saber qué es lo justo, aferrándose a una maraña de subterfugios procedimentales, que difícilmente pueden ocultar la presión del poderoso sobre el débil.

    El Papa se refería de forma explícita a estas cuestiones de profundo calado, con motivo de su discurso a la Comisión Teológica internacional de 5 de octubre de 2007. Decía entonces Benedicto XVI: “En muchos pensadores parece dominar hoy una concepción positivista del derecho. Según ellos, la humanidad, o la sociedad, o de hecho la mayoría de los ciudadanos, se convierte en la fuente última de la ley civil. (…) En la raíz de esta tendencia se encuentra el relativismo ético, en el que algunos ven incluso una de las condiciones principales de la democracia, porque el relativismo garantizaría la tolerancia y el respeto recíproco de las personas. Pero, si fuera así, la mayoría que existe en un momento determinado se convertiría en la última fuente del derecho. La historia demuestra con gran claridad que las mayorías pueden equivocarse. (…) Cuando están en juego las exigencias fundamentales de la dignidad de la persona humana, de su vida, de la institución familiar, de la equidad del ordenamiento social, es decir, los derechos fundamentales del hombre, ninguna ley hecha por los hombres puede trastocar la norma escrita por el Creador en el corazón del hombre”.

    Me he permitido una cita algo extensa, precisamente porque explica nítidamente el desenlace jurídico de la crucial cuestión también teológica que el Papa Ratzinger plantea cuando analiza el proceso de Jesús.

    * Rafael Palomino es Catedrático de Derecho Eclesiástico en la Universidad Complutense, y Vocal del Consejo Asesor de OSCE para la Libertad de Religión y de Creencias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s