¡FELIZ CUMPLEAÑOS, @TWITTER!

En cinco años de vida, Twitter ha logrado que más de 200 millones de personas lo utilicen; que 140 millones de mensajes sean enviados diariamente. A pesar de su éxito, carece de una estructura eficiente.

“Con esto inicio mi Twitter”, éste fue el mensaje del californiano Jack Dorsey, el 21 de marzo de 2006, con el cual se dio inicio a la exitosa red social. Lo que fuera en un comienzo un quedo trino de un pajarito azul, se ha convertido en un murmullo permanente que hace de fondo acústico a la sociedad actual. Los que tuitean intercambian consejos, denuncian violaciones a los derechos humanos, hablan sobre el pronóstico del tiempo e, incluso, organizan revoluciones.

El lugar de nacimiento de Twitter fue un parque infantil en California. Un grupo de freaks de la tecnología de la empresa Odeo diseñaban un nuevo servicio de podcasts sentados en sobre un tobogán del parque. Jack Dorsey propuso enviarse cortos mensajes  por SMS para que todos los del grupo estuviesen informados del estado del trabajo de los demás.

 

“Puede llegar a ser algo importante”

 

Dorsey siguió desarrollando la idea con sus colegas Biz Stone y Evan Williams. No tardaron mucho en percibir que habían dado con el pulso de la época. “Nos divertía mucho y al mismo tiempo no podíamos dejar de pensar que de ahí podía salir algo verdaderamente importante”, declara Stone en entrevista con la agencia de noticias afp. “En ese momento, no obstante, preferimos no contarlo a los cuatro vientos”, añade.

 

El estado actual de esta red social da la a sus creadores. El año pasado fueron enviados 25 mil millones de pequeños mensajes, tweets; diariamente se suman 460.000 usuarios a la red; Twitter emplea en este momento a 400 personas y, cada semana, su plantilla crece.

 

Fácil de manejar, ésa es su ventaja

 

El servicio es, en realidad, bastante simple: los usuarios envían textos que no superan los 140 caracteres, menos de los que caben en un mensaje de texto por teléfono móvil. Debido a que pueden incluir enlaces (hyperlinks), se puede remitir a textos más largos, a fotos o videos. El usuario puede abonarse a temas o usuarios de su interés y consultar la información por Internet, en su computadora o en un móvil con acceso a red. El SMS, el mensaje de texto, ha dejado de ser relevante en Twitter.

 

La plataforma ha cobrado importancia política y social. Si en sus comienzos fue menospreciada por su superficialidad, ahora es valorada como un instrumento poderoso del cambio social. Los manifestantes del mundo árabe la utilizaron para capear la represión estatal, por ejemplo.

 

Ayuda en las protestas

 

En el 2009, cuando la gente en Irán salió a las calles a protestar contra el régimen de los mulás, Twitter y el portal de videos YouTube difundieron los brutales métodos del régimen. Y cuando las telecomunicaciones se interrumpieron después del terremoto en el Japón, hubo muchos que lograron comunicarse con su familia gracias a un tweet. Ésa es la ventaja de Twitter: es sencilla y rápida.

 

A pesar de su innegable dimensión política, gran parte de los contenidos de Twitter siguen siendo privados. Para muchos usuarios, precisamente ahí radica su encanto; es una manera de acceder a gente que de otra manera sería inalcanzable. Así, se pueden abonar a los tweets de sus ídolos y estar al tanto en tiempo real. Lady Gaga tiene la mayor cantidad de abonados, casi nueve millones; Justin Bieber, 8,1; el presidente Barack Obama, 7 millones.

 

Con todo, el éxito de esta red social no se refleja en ganancias; Twitter aún no es rentable. “Estamos todavía en el inicio”, dice Stone y explica que los ingresos provienen sobre todo de las cooperaciones con Google y Bing. La propaganda aún no les ha traído los deseados niveles de ingresos, además que los usuarios la ven con ojos críticos.

 

Stone compara el desarrollo de Twitter con el de un niño que entra al kindergarten. “Estamos apenas al comienzo de una vida llena de aventuras y potenciales; en estos años apenas hemos aprendido a caminar”, dice Stone. Y a pesar de todo optimismo, las finanzas son ahora el foco de este equipo de entusiastas, para que el pájaro azul de Twitter no acabe por perder sus alas.

 

Autor: Arne Lichtenberg/Mirra Banchón

Editor: Enrique López

 

 

 

4 comentarios en “¡FELIZ CUMPLEAÑOS, @TWITTER!”

  1. UN MILLON DE AMIGOS?
    Gina Montaner

    Quién quiere tener un millón de amigos En Colombia la ola verde de Antanas Mockus se desinfló a pesar de unas encuestas delirantes y el entusiasmo mediático que predijo un movimiento masivo de los jóvenes
    por medio de las redes sociales.
    En este mismo periódico el analista político Andrés Oppenheimer
    explicaba muy acertadamente la visión exagerada que se ha llegado a
    tener sobre el fenómeno de Facebook y Twitter, queriendo ver en estos
    intercambios de mensajes más bien inanes una revolucionaria
    herramienta de movilización electoral. Cuando lo cierto es, como bien
    apuntaba Oppenheimer en su columna, que en el caso del triunfo de
    Barack Obama los listados de los usuarios fueron empleados
    posteriormente para llegar a éstos de una forma directa en la campaña.
    En cambio, al parecer el equipo de Mockus fue víctima de un ingenuo
    optimismo al confundir la promiscuidad internáutica con una voluntad
    real de proporcionarle votos en las urnas.

    Sería de necios subestimar el alcance de Internet y sus tentáculos
    sociales, con millones de personas que se pasan gran parte de la
    jornada enviándose unos a otros impresiones de lo más variopintas.
    Pero tampoco es cuestión de perder la perspectiva, ya que, salvo los
    contactos de carácter profesional o con el objetivo de promocionar
    algo en particular, la mayoría de las misivas que se cruzan en el
    aleteo de los twitters y el escaparate de Facebook son puras
    divagaciones narcisistas de quienes están fatalmente enamorados de sus
    propias ocurrencias.

    Si uno se da un garbeo en el océano de los tablones virtuales donde
    aparecen estos “bocadillos” espontáneos, es inevitable sentir
    vergüenza ajena por la vanidad de unos adultos que experimentan la
    imperiosa necesidad de trasmitirle al mundo a todas horas sus
    pensamientos. ¿Cómo es posible que alguien crea imprescindible
    publicar lo que acaba de comer, lo que le dijo el tendero o lo que
    piensa ponerse para una fiesta? Y peor que este ramillete de
    majaderías son las frases con vocación trascendental que suelen
    aparecer en la apretadura de los 140 caracteres del dulce pájaro de la
    juventud que simboliza Twitter. Elhaiku definitivo con dosis de
    filosofía pop al estilo de El secreto.

    Claro está, siempre habrá los idealistas y bienintencionados que
    quieren cambiar el mundo y reclutar a las masas para que participen de
    la vida cívica; pero lo que abunda en la red es una legión de ociosos
    que se pasa el bendito día en la cháchara sin ruido que es Internet.
    Sólo hay que ver las horas que requiere colocar en Facebook las fotos
    del último sarao o el penúltimo cumpleaños, a la espera de que los
    “amigos” respondan y añadan más fotografías y comentarios de esto y
    aquello. Una cadena infinita con horario continuo de 7-Eleven que
    puede acabar con lo que queda de la productividad de Occidente.

    Si se observa el comportamiento de los adictos a las redes sociales,
    se verá que éstas no son más que un glorificado patio de vecindad sin
    tendedera pero con webcam. En vez de asomarse a la ventana para
    chismotear e intercambiar información con los vecinos, los Twitters y
    Facebook son un gran balcón abierto a un público que se pavonea con
    máximas ingeniosas y compara las vitrinas de los otros.

    ¿Recuerdan una pegajosa balada que cantaba Roberto Carlos anunciando a
    los cuatro vientos que quería tener un millón de amigos? Ese debería
    ser el eslogan de estos happenings que amenazan con rescatar del
    olvido a cuanta persona uno conoció allá por el pleistoceno; porque
    una de las falacias de este invento es la ventaja de reconectar con
    gente que no hemos vuelto a ver. Comprendo los beneficios del hallazgo
    si se tratara de una separación misteriosa o traumática, pero
    generalmente los individuos que uno dejó de frecuentar es porque de
    manera natural cada uno tomó un camino divergente. Entonces, ¿por qué
    el empeño en reunir en un estadio a quienes dejamos de ver porque ya
    no había necesidad de ello?

    La lección que hemos aprendido con el candidato Antanas Mockus es que
    la tribu enganchada a Twitter y Facebook es de poco fiar más allá de
    su altar al “yoísmo”. Claro, otra cosa sería si pudieran votar por
    sí mismos. Tal vez entonces interrumpirían la contemplación de su
    ombligo en el espejo, espejito de sus ordenadores.
    Jun 07 , 2010

    Me gusta

  2. ¿Facebook, espíritu joven o factor “x”?

    Por pa’i Oliva – http://www.paioliva.blogspot.com

    Interesa mucho conocer si son las nuevas tecnologías las causantes de las nuevas movilizaciones juveniles (llámense revueltas o rebeliones, o inclusive verdaderas revoluciones). El mundo árabe joven en el Norte de África es un ejemplo de todo esto.

    Un tema digno de debate desde la información, la informática o la sociología.

    Y por supuesto que existen opiniones de todos los gustos. “Miles de jóvenes se citan y apoyan por Facebook, pero luego aparecen un centenar”. “Una causa digna de luchar es lo único que mueve, lo demás son solamente ayudas para juntar más o menos personas”. Y no olvidemos la juventud como elemento dinamizador de todo esto.

    Se atribuye al Che Guevara esta frase: “Había olvidado algo más importante que la clase social a que pertenece el individuo: la juventud, la frescura de ideales, la cultura que en el momento en que se sale de la adolescencia se pone al servicio de los ideales más puros”. (Obras, 1967, 1994).

    Además de los seísmos o tsunamis telúricos, estamos en una época en que las personas, jóvenes o adultas, cansadas de los males reinantes en el mundo moderno, hace reajustes para una mayor justicia y equidad. Y cada vez con mayor intensidad y extensión, produciendo seísmos o tsunamis sociales.

    ¿Qué es lo que lo está causando? ¿Las nuevas tecnologías? ¿El espíritu joven? ¿Motivaciones o plenitud de conciencias despiertas? ¿O existe un factor “x” que aún no estamos descubriendo?

    Me gusta

  3. En el suplemento económico de Le Figaro, se destaca un artículo sobre cómo “En 5 años, Twitter se ha impuesto como hilo informativo”. El rotativo explica la increíble evolución de este instrumento en Internet creado como una herramienta de comunicación interna convertido hoy en uno de los principales medios informativos a nivel mundial. Actualmente, por semana, se publican un millardo de “tweets” redactados por más de 200 millones de utilizadores de Twitter en todo el mundo. Una plataforma central en la cobertura de eventos en tiempo real, señala Le Figaro.

    Me gusta

  4. En un año se triplicaron las visitas y ya se venden “paquetes de seguidores”

    Twittermanía en Argentina. La red social de moda cumple cinco años mañana. Las claves del gran boom de Internet.
    Por MARCELO BELLUCCI

    Twittermanía en Argentina
    Los primeros en llegar a ella fueron los informáticos, de a poco se asomaron famosos y políticos y detrás de ellos, el resto del público de la Web. Estamos hablando de Twitter, la red social que mañana celebra su quinto aniversario y la que más creció en Argentina durante el último año.
    Según datos de la consultora comScore, en el último año se triplicó la cantidad de personas que se conectan a Twitter desde Argentina. En enero de 2010 ingresaron 485.097 personas y doce meses más tarde, la cantidad trepó a 1.609.647. Mientras que en el mundo se amplió un 54% el número de visitas. En el registro de la consultora no fueron contemplados menores de 15 años y se midió sólo el ingreso desde PCs de trabajo y hogar.
    A contrapelo de la tendencia global, donde los hombres con un 52%, tienen un papel más activo, las mujeres argentinas alcanzan una participación del 53,8% contra un 46,2% de los varones. Otro dato llamativo es que el 57,9% son personas entre 15 y 34 años, siendo aún más fuerte el segmento de 15 a 24 años.
    El boom de Twitter es tal que en otros sitios ya se venden paquetes de seguidores. Es que cada usuario tiene una cantidad de seguidores (los interesados en leer sus mensajes), y a más cantidad, más prestigio. En el sitio de subastas Mercado Libre, se disponen varios atados de usuarios que van de los 30 a los 2.000, todos garantizados por el vendedor. Incluso, es tal su confianza que acepta pagos con tarjeta de crédito o cómodas cuotas. El precio arranca en los $ 30.
    Consultadas por Clarín , fuentes de Mercado Libre dijeron que la publicación fue dada de baja porque no está permitido comercializar seguidores de redes sociales, ya que las consideran base de datos. Sin embargo, hasta el cierre de esta edición, en el sitio de subastas seguía habiendo paquetes disponibles.
    Afuera también hay. En Forest (http://twitterforest.com) y en Twister 1k (http://twitter1k.com) ofrecen seguidores por mayor.
    Y mientras se espera que Twitter se siga estirando, para celebrar su cumpleaños Jack Dorsey, presidente del consejo administrativo, decidió revelar entretelones. “Hace cinco años comenzamos a programar Twitter. Ocho días después enviamos el primer mensaje”.
    El primer “tweet” (pío, en inglés), tuvo lugar el 21 de marzo de 2006, y fue con la intención de sumar a otros compañeros al proyecto. Pero no fue hasta octubre de ese año que Twitter se abrió al entorno cibernético. En cuanto al nombre, el acierto se reparte entre Noah Glass y el diccionario Oxford, que lo definió como “una ráfaga de información sin importancia. Chillidos de pájaros”.
    Aunque tan sólo seis personas fueron suficientes para crear un sistema que hoy lo usan más de 150 millones, la inspiración para lanzar este servicio que no puede superar los 140 caracteres, Dorsey la halló en los mensajes de texto de los teléfonos celulares.
    El récord de cuentas creadas en un día tuvo lugar el 11 de Marzo de 2011, fecha en la que se registraron 543.000. Mientras que el promedio del último mes fue de 460.000 cuentas.
    Lo cierto es que Twitter, está ocupando un rol central en el manejo de información actualizada. Esto quedó evidenciado en el contexto de la catástrofe natural de Chile o Haití, o más actualmente con la de Japón. En temas políticos, el poder de los mensajes hizo temblar el régimen de Teherán y puso en jaque a los presidentes Zine El Abidine Ben Ali (Túnez) y Hosni Mubarak (Egipto).
    Desde lo financiero, el sitio aún no registra beneficios. Pese a esto, desde hace un año tiene ganancias por publicidad a través de mensajes patrocinados y está cotizado en más de 7 mil millones de dólares, según la última subasta de acciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s