DIFUNDIR A SATCHMO

 

  • Juan Disante
¡ Con qué sencillez nos interpretó este querido Louis !
¡ Y con qué alegría se despidió de todos nosotros ! 

Cuántos recuerdos de “Adios muchachos”, donde lo escuchábamos como algo de lo más corriente, entre todas las maravillas a que estábamos acostumbrados y a las que, sin embargo, no les atribuíamos gran trascendencia.
Eramos muy jóvenes y el futuro de la nostalgia no estaba en nuestra mira.
Pero el tiempo no pasó en vano.
Hoy sabemos que Louis Armstrong con sus ojos pícaros, su risa feliz, su afonía y su despampanante dentadura, nos estaba diciendo mucho más… mucho más… mucho más…
Fijate como en su segunda entrada de trompeta, convierte al tango en puro swing.
Esta interpretación, que fue tuvo lugar en 1959, la repitió el 5 de julio de 1971, con toda la impronta de una despedida.
Satchmo murió al día siguiente mientras dormía, quizá soñando con un mundo de paz, de regocijo y esplendor.
En Argentina lo extrañamos mucho.

http://www.juandisante.blogspot.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s