LA VIDA ES UNA MELODÍA QUE SE RENUEVA EN CADA NOTA

En cada nota evocamos las notas que ya fueron y las que vendrán, construyendo así un sonido concertado. La melodía no existe en el interior del instrumento, ni siquiera en la mano del artista, mucho menos en los pentagramas donde sólo es “lo que puede ser”. Solo existen en el momento en que cada nota, “una” nota, cobra vida por la mano del artista en el instrumento. Allí, en cada nota, suena toda la melodía que la memoria evoca. En cada nota, se juega el concierto o el desconcierto de toda su música.

 

Así es la vida humana, renace en cada instante. La vida no existe en el recuerdo de la experiencia vivida, ni en la expectativa de los proyectos por vivir, mucho menos en el lamento de “lo que pudo haber sido” o “podría ser”. La vida renace en cada acto, en cada instante. Allí, como la nota que evoca toda una melodía, se vive toda la memoria de las experiencias y toda la esperanza de los proyectos. En cada instante, la memoria y la esperanza pueden ser afirmadas o negadas, renovando o quebrando la armonía de nuestra vida.

Aquí es donde importa la mano del Artista, del Maestro, que puede hacernos renacer en cada instante a una vida nueva. La mano del Maestro que no se acuerda del mal sino del bien, y puede evocar en cada uno de nosotros lo mejor de nuestra vida.

Emilio N. Monti

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s