¿QUÉ CULPA TIENEN LAS ZAPATILLAS DE FÚTBOL? ¿QUÉ ZAPATILLAS USAR?

El incremento de fracturas de metatarso en futbolistas estrella como el jugador del Dortmund Shinji Kagawa aviva la discusión sobre la influencia del calzado deportivo en el potencial de lesiones de los jugadores.

La fractura del metatarso sufrida por Shinji Kagawa, mientras jugaba para Japón en la Copa Asiática de Qatar, supondrá probablemente el fin de esta temporada para el mediocampista estrella del Borussia Dortmund. El equipo lidera la Bundesliga, así que la pérdida de Kagawa no le hará renunciar a las esperanzas de obtener el título. El incidente, sin embargo, reaviva el debate sobre los radicales cambios en el material y la tecnología de tracción de las botas o zapatillas de fútbol durante la última década.

Ligeras o pesadas, redondas o aplanadas

 

Algunos técnicos y entrenadores argumentan que el calzado actual es demasiado ligero para proteger de impactos la parte superior del pie de los jugadores. La tecnología de tracción con que están equipadas las zapatillas modernas – sea con tacos romos o afilados – puede provocar que los futbolistas queden atascados muy fácilmente en el campo, dicen. Esto provoca que las fuerzas de aceleración se desplacen y carguen sobre huesos y articulaciones incapaces de manejarlas.

 

Alex Ferguson, técnico del Manchester United, por ejemplo, prohibió a sus jugadores calzarse con zapatillas ligeras con tacos de cuchilla. Se trata de las llamadas bladed boots, o sea, aquellas cuyos tacos no tienen la forma redonda de las tradicionales studed boots sino una forma aplanada u oblicua (en forma de arco) que presuntamente favorece agarre en la pisada en varias direcciones.

 

El enfrentamiento de studs contra blades – o cilindros contra cuchillas-, se ha ido calentando desde que la nueva tecnología se extendió en la década de 1990. Sin embargo, expertos en biomecánica deportiva sugieren que el incremento de lesiones de metatarso se produce por combinación del efecto de nuevos sistemas de tracción, el diseño ligero de la parte superior del zapato (empeine, lengüeta, puntera y cordaje), así como las grandes sumas de dinero que los deportistas se juegan en el terreno.

 

Las botas: sólo una cara de la moneda

 

“Consideramos que tanto la gran intensidad de entrenamientos y eventos competitivos como el diseño de las botas representan un factor de riesgo potencial de incremento de lesiones graves”, aclara a Deutsche Welle Markus Walther, jefe del departamento de cirugía del pie y sus articulaciones y vicepresidente del Centro Médico de la FIFA Schön Klinik Múnich-Harlaching.

 

“Para derrotar al adversario, todos los deportes se acercan cada vez más a los límites biológicos del cuerpo humano. Esto siempre incluye un incremento del riesgo de lesiones”, agrega el médico. “Además de los zapatos, el foco de nuestra investigación incluye también a las prácticas de entrenamiento, los cambios en el juego mismo, en las reglas o las superficies de juego”, explica Walther.

 

Stuart Mill, administrador de PhisioRoom.com, un servicio de consultoría sobre lesiones deportivas, no descarta la posibilidad de que la tecnología de tacos aplanados influya realmente en el actual ascenso de lesiones severas de metatarso en jugadores estrella.

 

“Estadísticas recientes indican que, en el fútbol, alrededor de un 30 por ciento de las lesiones duraderas están relacionadas con huesos del metatarso, que conectan la parte superior del pie y el talón con los dedos. Y algunos expertos creen que esto se deba a la especial configuración de los tacos aplanados”, comenta Mills. “Se considera que estas botas incrementan artificialmente el agarre bajo el lateral (exterior) del pie, lo que lo predispondría a lesiones de metatarso”, pero no existe suficiente evidencia científica para probarlo y los fabricantes parecen tomar ventaja de ello, reconoce el experto.

 

Gigantes del deporte como Adidas y Nike adaptan continuamente su tecnología para apuntar hacia una mayor seguridad y mejor desempeño del jugador que usa sus botas de fútbol. Ninguno de ellos acepta, sin embargo, que los cambios en sus diseños estén inspirados por la posibilidad de que modelos previos hayan contribuido a producir lesiones.

 

 

Algunos se oponen al uso de los nuevos tacos aplanados y favorecen el uso de tradicionales tacos redondos. En la foto: botas de tacos redondos “PUMA Atom” (studed boots).

 

Tras las severas lesiones de jugadores tan reconocidos como Wayne Rooney, Cristiano Ronaldo y Franck Ribery, Nike optó por configuraciones híbridas de tacos aplanados y redondos para su última propuesta, diseñada para optimizar la estabilidad, control y velocidad del futbolista. La novedad debe permitir igualmente la flexibilidad en el agarre del calzado durante impactos y ataques laterales, o sea, eliminar el riesgo de que el pie del jugador quede atrapado en el terreno.

 

Adidas, la marca usada por Kagawa, se ha visto también envuelta en el debate en torno a lesiones como las de David Beckham, Michael Ballack  y Stefan Kiessling. La firma ha adaptado igualmente la configuración de sus tacos para incluir los cilindros tradicionales, con el mismo propósito que Nike. Las zapatillas “Adizero” de Kagawa, por ejemplo, presentan una mezcla de tacos triangulares y en forma de rombos o diamantes.

 

Ninguna de las compañías respondió a las llamadas telefónicas o mensajes de correo electrónico de Deutsche Welle, que quiso preguntarles sobre la controversia entorno a algunos de sus diseños.

 

Responsabilidad, riesgos y ventajas

 

No existe actualmente ninguna regulación en el fútbol que se refiera al tipo de zapatillas que un jugador puede usar. Ellos sencillamente se guían por sus propias preferencias y los deseos de sus patrocinadores y proveedores de calzado.

 

Claire Callaghan, fisioterapeuta deportiva en la Clínica Médica de la Universidad de Bristol, cree que esta falta de regulación hace que recaiga en clubes y entrenadores la responsabilidad de la evaluar los riesgos y beneficios de lo que cada futbolista se pone en los pies. “Por ejemplo, ¿necesita este jugador ganar un poco de velocidad y agilidad con botas ligeras? Eso es particularmente importante al regreso de una lesión”, explica Callaghan a Deutsche Welle.

 

En las élites profesionales, donde la diferencia entre el éxito o el fracaso puede determinar una carrera, la configuración de las botas que se usan puede llegar a ser un “asunto de vida o muerte”. Por eso, los jugadores de primer nivel, considera Stuart Mills, deberían inclinarse hacia “una bota personalizada, con los niveles de desempeño apropiados para cada tipo de juego, terreno o, incluso, para cad tipo de oponente”.

 

No obstante, aclara Mills, la zapatilla personal no elimina el riesgo absoluto de lesiones. Y es bueno que así sea, asegura el experto, pues la mayoría de los jugadores “parece dispuesta a asumir el riesgo de las lesiones con tal de alcanzar su estatus de héroe”.

 

Autor: Nick Amies / Rosa Muñoz Lima

Editora: Luna Bolívar Manaut

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s