UNO DE LOS NAZIS ANTAÑO MÁS BUSCADOS, MURIÓ ANTES DE SER PROCESADO

El ex guardia del campo de exterminio de Belzec -en la Polonia ocupada por los nazis- Samuel Kunz, quien fuera otrora uno de los nazis más buscados, murió a los 89 años de edad, poco antes de que comenzara su juicio.

El Tribunal regional de Bonn informó a través de un comunicado del deceso del acusado Samuel Kunz, de 89 años, quien murió poco antes de que comenzara el proceso en su contra. El presunto criminal nazi había reconocido haber trabajado para los nazis pero negó haber participado en el asesinato de judíos. Como guardia del campo de exterminio de Belzec, situado en el suroriente de la Polonia ocupada, era acusado de complicidad en el asesinato de 430.000 personas. Hasta su jubilación trabajó en el Ministerio del Transporte, Construcción y Desarrollo Urbano en donde fue trabajador manual.

Estaba previsto que el proceso contra Kunz comenzara este otoño pero la fecha fue pospuesta debido a que los jueces de Bonn habían solicitado información adicional al Centro para la Revisión de Crímenes Nazis, con sede en Dortmund. El fiscal Andreas Brendel, director de dicho centro, explicó en conversación con Deutsche Welle los pormenores del caso.

 

Deutsche Welle: ¿Esperaba usted la muerte del acusado Samuel Kunz?

 

Fiscal Andreas Brendel: No, no había ningún indicio que indicara que estuviera gravemente enfermo o algo parecido, aunque debo reconocer que no lo habíamos visto hace tiempo. Yo personalmente lo ví la última vez en enero pasado cuando fue sometido a una revisión con motivo de un interrogatorio.

 

¿Qué impresión le causó en aquel interrogatorio?

 

En aquella revisión médica dio la impresión de que estaba en buen estado de salud. Aunque reconoció haber estado en el campo de exterminio de Belzec, siempre negó haber participado en los asesinatos. Me parece que estaba impresionado por la acusación que se le hacía.

 

¿No mostró ninguna señal de arrepentimiento?

 

Durante el interrogatorio no, por lo menos no manifestó nada que hiciera pensar en que estuviera arrepentido.

 

¿Cuáles fueron las acusaciones que formuló usted contra él?

 

Lo acusamos de ser corresponsable del exterminio de víctimas con gas, desde enero de 1942 hasta julio de 1943, en el campo de exterminio de Belzec, ubicado actualmente en el suroriente de Polonia. Como guardia de aquel lugar tenía asignada la tarea de descargar los trenes que llegaban con prisioneros judíos, conducirlos a los salones en donde eran desnudados y llevarlos finalmente a las cámaras de gas en donde eran asesinados. También lo acusamos de haber asesinado a diez personas con su propia mano, en una ocasión fusiló a dos judíos y en otra fusiló a ocho.

 

Ante estas dimensiones es inimaginable que alguien pueda reprimir esa carga de culpa…

 

Desde 1995 me ocupo de este tipo de casos y tengo la impresión de que las personas implicadas en el genocidio nazi se han inventado una verdad subjetiva para poder sobrellevar la fuerte culpa a lo largo de los años e incluso para estar en condiciones de vivir. Es imaginable que si se vive con esta culpabilidad durante 65 años se produce un proceso para reprimir estos hechos.

 

Samuel Kunz fue en su día uno de los criminales de guerra nazis más buscados por la organización israelí Simon Wiesenthal, ¿qué otros casos persigue usted?

 

Seguimos investigaciones relacionadas con crímenes de guerra realizados por el ejército nazi y las divisiones Waffen SS, ocurridos en campos de exterminio, pero no tenemos todavía ningún resultado concreto que implique a una persona o a un grupo de personas.

 

Conforme el tiempo pasa también se acaba para muchas víctimas la posibilidad de que se haga justicia…

 

El tiempo pasa y no sólo van muriendo los acusados de crímenes durante el nazismo sino que también se van muriendo los testigos que pueden confirmar que estos crímenes de guerra tuvieron lugar, lo que dificulta considerablemente nuestro trabajo.

 

Señor fiscal, ¿quisiera usted añadir algo?

 

Sí, lamento que Samuel Kunz haya fallecido pues me hubiera gustado someterlo a un proceso por estos crímenes precisamente en consideración a las víctimas. Era una oportunidad para hacer justicia por las masacres realizadas por los nazis en los campos de exterminio, en particular las ocurridas en el campo de Belzec.

 

Autora: Eva Usi

Editora: Emilia Rojas

 

 

4 comentarios en “UNO DE LOS NAZIS ANTAÑO MÁS BUSCADOS, MURIÓ ANTES DE SER PROCESADO”

  1. LOS NAZIS NO TIENEN DERECHO A RÉPLICA SOBRE AUSCHWITZ-BIRKENAU
    Por pa’i Oliva

    “Una soleada mañana de agosto de 1944, nuestro tren se aproximó al campo de concentración de Auschwitz. En realidad íbamos en dirección de Birkenau situado a unos tres kilómetros. Las cámaras de gas y los crematorios se habían erigido en Birkenau y allí fue donde murieron millones de personas”, así escribirá años más tarde su terrible historia “un niño afortunado”. Entonces tenía 10 años. Y su nombre iba a ser famoso, Thomas Buergenthal. En el año 2000 fue juez de la Corte Internacional de Justicia de la ONU. Aquella mañana tenía 10 años y en Birkenau asesinarían los nazis a su padre.

    Thomas es uno de los ocho millones de judíos, gitanos y otras personas a las que los nazis quisieron hacer desaparecer de la tierra. Uno de los pocos que están hoy con vida. El 99% murió en las cámaras de gas.

    En ningún país libre de la tierra cuando a los nazis se les dice esta dura verdad, se les permite el derecho a réplica. Los nazis son asesinos.

    En el Marzo Paraguayo ocho jóvenes fueron muertos por francotiradores y casi 600 personas resultaron heridas en aquella semana de 1999.

    Sabemos que por política de un presidente los actores (menos uno) y sus instigadores fueron declarados presuntamente inocentes. Pero, los ocho jóvenes muertos y los casi 600 heridos existieron. Como aquellos nazis no tienen derecho a réplica. Para gran parte del pueblo son culpables.

    Me gusta

  2. Muere Samuel Kunz, el tercer nazi más buscado del mundo

    Ha fallecido sin ser juzgado, después de que el juicio se retrasara varias veces por distintos motivos. Kunz estaba acusado de participar en la masacre de 430.000 judíos en el campo de concentración de Belzec, en la actual Polonia.

    Un tribunal alemán ha informado que Samuel Kunz, el tercer nazi más buscado del mundo, ha muerto antes de poder ser juzgado. El tribunal del Estado de Bonn ha emitido un comunicado sobre el fallecimiento de Kunz a los 89 años. “Tenemos el certificado de defunción”, dijo a la AFP el fiscal Andreas Brendel.

    El presunto genocida nazi estaba acusado por la Justicia alemana de participar en la masacre de 430.000 judíos en el campo de concentración de Belzec, en la actual Polonia. El juicio contra Junz estaba previsto para la próxima primavera tras varios retrasos, el último a petición del propio juez, quien solicitó nuevas investigaciones sobre el acusado en el registro de criminales de guerra de Dortmund.

    Samuel Kunz había reconocido abiertamente a los investigadores responsables de la investigación las siniestras actividades en las que participaban en los campos de exterminio. “Era obvio para nosotros que los judíos fueron exterminados”, aseguró. “Eran quemados, sentíamos el olor todo el día”, reconoció.

    “El sentimiento dominante es de frustración terrible”, ha asegurado Efraim Zuroff, director del centro Simon Wiesenthal en Jerusalén.

    “Después de décadas en las que este hombre vivía libremente en Alemania, parecía que finalmente sería sometido a juicio. Ahora, por supuesto, esto no va a pasar “, se ha lamentado en declaraciones recogidas por la agencia France Presse.

    “El único consuelo era que había sido acusado, que había sido señalado, fue la justicia, en cierta medida “, dijo.

    Desde los juicios de Nuremberg después de la guerra, donde los altos líderes nazis fueron juzgados, las autoridades alemanas han examinado 25.0000 casos de presuntos criminales de guerra, pero les está siendo difícil llevarlos a juicio, ya que los acusados son nonagenarios.

    Sin embargo, para las organizaciones de víctimas del Holocausto, el proceso está siendo una liberación, según se han manifestado sus portavoces en distintas ocasiones.

    Me gusta

  3. Holanda pide la extradición de uno de los nazis más buscados

    Klaas Faber, de 88 años, fue condenado a muerte en 1947 tras la II Guerra Mundial y finalmente se le conmutó la pena por cadena perpetua. Hasta el momento, Alemania ha rechazado las solicitudes holandesas de extradición del fugitivo, ya que ese país no entrega a ciudadanos con nacionalidad alemana.
    Las autoridades holandesas han emitido una orden de arresto europea contra un criminal de guerra, y han pedido a Alemania la extradición de Klaas-Carel Faber, de 88 años, ex carcelero holandés de las SS.

    Klaas Faber, de 88 años, fue condenado a muerte en Leeuwarden (norte de Holanda) en 1947 por la muerte de 22 judíos, pero su pena fue conmutada por cadena perpetua. Hasta el momento, Alemania ha rechazado las solicitudes holandesas de extradición del fugitivo, ya que ese país no entrega a ciudadanos con nacionalidad alemana.

    Faber fue condenado en 1947 en Holanda a la pena de muerte por asesinato y “colaboración con el enemigo en época de guerra”, pero la pena fue conmutada posteriormente por la cadena perpetua.

    En 1952, Faber, un ex miembro de las Waffen-SS (las unidades militares de las SS nazis) se fugó junto con otros dos prisioneros de la cárcel de Breda y huyó a Alemania, cuya nacionalidad tenía desde la época de la guerra, y que mantiene junto a la holandesa.

    Holanda ya pidió la extradición de Faber en 1954 y 2004, pero “no se logró el resultado deseado”, añadió la fiscalía. Por su lado el Centro Wiesenthal exhortó el mismo jueves a Alemania a plegarse a la orden de captura contra Klaas Faber.

    “Acogemos con satisfacción esta decisión del gobierno holandés, y exhortamos a las autoridades alemanas a detener inmediatamente a Faber para que pueda purgar finalmente la pena que se merece”, declaró Efraïm Zuroff, responsable de búsqueda de criminales nazis del Centro.

    Las presiones a Alemania no se detienen ahí. En agosto, la ministra israelí de Justicia Yaakov Neeman había pedido a su homóloga alemana Sabine Leutheusser-Schnarrenberger que reexamine el caso Faber, tras una petición firmada por 150 abogados israelíes que solicitaron a su gobierno que insistiera a Alemania en este caso.

    Se declara culpable el neonazi que robó el cartel de Auschwitz

    Por otra parte, el alto tribunal de Cracovia abrió hoy proceso contra tres de los acusados del robo en diciembre de 2009 del cartel que preside la entrada del campo de concentración de Auschwitz, entre ellos el ciudadano sueco Andreas Hoegstrem, considerado por la fiscalía como cerebro de la operación.

    Hoegstrem se ha declarado culpable y acepta una pena de prisión de dos años y ocho meses.

    El fiscal del caso, Janusz Hnatko, afirmó que los sospechosos actuaron por un móvil económico, ya que cada uno de los acusados polacos planeaba ganar unos 2.500 euros por la venta del letrero situado en la entrada del campo, con el texto “Arbeit macht frei” (El trabajo te hace libre).

    Me gusta

  4. ¿Murió a los 89 años? Pues esperaron demasiado para llevarlo a juicio… Pero igual, ahora tendrá que responder a un tribunal más alto y a un juez más justo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s