UNO DE LOS NAZIS ANTAÑO MÁS BUSCADOS, MURIÓ ANTES DE SER PROCESADO

El ex guardia del campo de exterminio de Belzec -en la Polonia ocupada por los nazis- Samuel Kunz, quien fuera otrora uno de los nazis más buscados, murió a los 89 años de edad, poco antes de que comenzara su juicio.

El Tribunal regional de Bonn informó a través de un comunicado del deceso del acusado Samuel Kunz, de 89 años, quien murió poco antes de que comenzara el proceso en su contra. El presunto criminal nazi había reconocido haber trabajado para los nazis pero negó haber participado en el asesinato de judíos. Como guardia del campo de exterminio de Belzec, situado en el suroriente de la Polonia ocupada, era acusado de complicidad en el asesinato de 430.000 personas. Hasta su jubilación trabajó en el Ministerio del Transporte, Construcción y Desarrollo Urbano en donde fue trabajador manual.

Seguir leyendo UNO DE LOS NAZIS ANTAÑO MÁS BUSCADOS, MURIÓ ANTES DE SER PROCESADO

CUANDO YA SÓLO SE PUEDE AYUDAR A MORIR.

Se debate derecho a morir dignamente en Corte Europea de Derechos Humanos

En una demanda ante la Corte Europea de Derechos Humanos, un alemán lucha hoy por que se legalice el suicidio asistido en Alemania, luego de que a su esposa, paralizada por completo, se le negara recibir una dosis letal.

La eutanasia, del griego eu, bueno, y thanatos, muerte, es un término que designa tanto el homicidio cometido a pedido de un paciente terminal que ya no quiere vivir, como el suicidio asistido. En su concepto más amplio, define a todas las acciones, por acción u omisión, que aceleren la muerte de pacientes terminales, con su consentimiento o sin él. Para lograr que todos los pacientes que quieren acabar con su vida debido a lo penoso de sus circunstancias tengan una muerte digna (Ortotanasia), hay un largo camino por recorrer en Europa.

Seguir leyendo CUANDO YA SÓLO SE PUEDE AYUDAR A MORIR.

EL SUPER MERCADO DE LA VIDA

Asistí al “Supermercado de la vida” y me llevé varias sorpresas.

En el pasillo “religión” no había ni un alma, los anaqueles estaban llenos, pero nadie se acercaba a ellos. Se veía que por ese pasillo casi no transitaba gente, pues estaba algo polvoso.

Escogí algunos productos de entre sus anaqueles y los eché a mi carrito. Seguí mi camino y me encontré con el pasillo “estudios”. Este pasillo estaba un poco más poblado que el que acababa de pasar, había muchas opciones, productos muy baratos, otros de regular precio y unos muy caros. Había una variedad de opciones y de todas las calidades. Tomé algunos artículos después de analizar contenido, fabricante, precio, marca, etc. y los deposité en mi carrito de súper.

Seguir leyendo EL SUPER MERCADO DE LA VIDA