CLÍNICA TRATA A ALCOHÓLICOS, ¡CON ALCOHOL!

Una clínica en Holanda ofrece terapias para controlar el alcoholismo. Los médicos esperan que los pacientes puedan integrarse a la sociedad con un nivel de alcohol bajo pero constante.

Janetta van Bruggen es una alcohólica de 51 años y sin hogar. Ella bebía hasta dos litros de vino y tres litros de cerveza al día. Ahora toma todavía, pero de manera controlada y como terapia. Van Bruggen es una de los 19 pacientes del “Centro Maliebaan”, una clínica en Amersfoort, en Holanda, que es la primera que aplica esta terapia desarrollada en Canadá.

 

La clínica abrió sus puertas en octubre del 2009. En ella, “los pacientes se emborrachan de una manera controlada”, dice el psiquiatra Eugene Schouten. Cada día, los pacientes pueden beber hasta cinco litros de cerveza, pero debe pasar por lo menos una hora entre cada medio litro de cerveza.

Cada mes, la clínica compra casi 2000 litros de cerveza que ofrece a sus pacientes a 40 céntimos el medio litro. “Nuestro objetivo es impedir que los alcohólicos logren una embriaguez excesiva: ésto es mejor para ellos y para su entorno”, detalló Schouten.

La terapia es dirigida a alcohólicos que no tienen familia, ni trabajo u hogar. “Empiezan a beber antes del desayuno. Hígado, cerebro y corazón están dañados gravemente. Además roban, alborotan y pelean – así molestan a la sociedad”, indica Eugene Schouten.

Cerveza como cura

En el Centro Maliebaan, los pacientes comienzan a beber a las 7:30 de la mañana y la última copa es a las 21:30 horas. Schouten explica que con ésto, “su nivel de alcohol es constante, pero bajo y de esta manera pueden superar cosas cotidianas como ir al médico o ducharse”.

Mucha gente pierde el control de su vida bajo las garras de alcoholismo.

La clínica ofrece tres comidas al día y para disminuir los síntomas de abstinencia se preparan vitaminas y medicamentos. Sin embargo, enfermeras y un médico están permanentemente a disposición de los pacientes.

Mientras beben sus cervezas, los alcohólicos pueden jugar al billar o a las cartas o ver televisión. “La ansiedad por el alcohol les acompaña siempre, sin embargo, las actividades, los medicamentos y la comida los distraen”, dice Pieter Puijk, quien trabaja en el centro. “Aquí pueden descansar y nadie les molesta”, concluye Puijk.

“Me siento muy segura aquí en la clínica”, explica Marjan Kryger. La mujer de 45 años, está contenta con la situación en el centro: “Puedo beber mi cerveza por la mañana sin que alguien me insulte”.

Otro paciente, Bob van Deuveren, dice que no quiere quedarse en la clínica para siempre: “Quiero una casa y un hijo”. Por esto intenta reducir su nivel de alcohol cada vez más.

Quince hombres y cuatro mujeres, entre 20 y 50 años, son tratados actualmente en el Centro Maliebaan y todos son adictos al alcohol desde hace más de diez años. En esta clínica aprenden a beber menos licor y de manera muy estructurada, por ello su estado de salud mejora día con día.

La mayor parte del financiamiento de la clínica proviene del gobierno local. El psiquiatra Schouten está seguro que el dinero es bien invertido: “No llegarán a ser ciudadanos ejemplares, pero por lo menos son más alegres, más sanos y no molestan a los demás”.

Autora: Sandra Georg / ric / an

Editor: José Ospina-Valencia

2 comentarios en “CLÍNICA TRATA A ALCOHÓLICOS, ¡CON ALCOHOL!”

  1. 600.000 fumadores pasivos mueren cada año en el mundo

    Cada año mueren más de 600.00 personas en todo el mundo -entre ellas, 165.000 niños- en condición de fumadores pasivos, según informaron expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un estudio difundido en la edición del viernes de la revista especializada “The Lancet”. Según el estudio, el primero que analiza globalmente la situación de los fumadores pasivos, una de cada cien personas muere como consecuencia de la inhalación involuntaria de humo. A nivel mundial, el 40 por ciento de los niños, el 35 por ciento de las mujeres y el 33 por ciento de los hombres están expuestos involuntariamente al humo del tabaco.

    Como consecuencia mueren, según estimaciones de la OMS, 379.000 personas por enfermedades cardíacas, 165.000 por enfermedades de las vías respiratorias, 36.900 por asma y 21.400 por cáncer de pulmón. Los autores tomaron cifras de 2004 debido a que no hay números más actuales para los 192 países analizados.

    Alrededor del 47 por ciento de las víctimas mortales son mujeres, el 26 por ciento hombres y el 28 por ciento niños. En particular mueren con frecuencia mujeres y jóvenes de países subdesarrollados. “Los niños están expuestos al humo sobre todo en sus casas”, informaron los autores. Ante todo en los países pobres, el humo y las enfermedades infecciosas generan una combinación mortal.

    De acuerdo a los autores, las leyes antitabaco, que prohíben fumar en edificios y lugares de trabajo, podrían disminuir drásticamente los riesgos de muerte. “Ya desde su primer año de entrada en vigor, la aplicación de leyes antitabaco más estrictas podrían disminuir claramente la cantidad de muertes asociadas con el fumar pasivo”. Esto disminuiría además los costos en materia de salud.

    Sólo el 7,4 por ciento de la población mundial vive en países con leyes antitabaco. “Unos 1.2000 millones de fumadores en todo el mundo exponen a los no fumadores a un ambiente contaminado que puede provocar enfermedades”, determinaron los autores.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s